miércoles, junio 22, 2011

problemas múltiples en el sistema de educación de Michoacán

Hay varios elementos que coinciden en espacio y tiempo en el sistema educativo de Michoacán:

Aproximadamente 4 mil alumnos de educación básica de Cherán, Michoacán, corren el riesgo de perder el ciclo escolar, pues, los habitantes decidieron cerrar los colegios como parte de las medidas de presión que realizan para que los gobiernos federal y estatal garanticen el cuidado de sus bosques, depredado por los talamontes. Soldados y policías federales y estatales están instalados en ocho puntos de la periferia de esta población indígena, de 16 mil habitantes.

A los maestros de la sección XVIII de Michoacán les fallaron los cálculos en su manifestación para anunciar su paro indefinido de labores. Anunciaron que saldrían a marchar unos 70 mil trabajadores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), provenientes de las cinco regiones del interior del estado. Sin embargo, apenas reunieron unos cinco mil profesores aproximadamente, quienes tomaron las principales vialidades de la parte sur de la capital michoacana hasta arribar a Palacio de Gobierno junto a Catedral, desquiciando, una vez más, el tránsito moreliano.

Aproximadamente 610 mil alumnos de educación básica de Michoacán se encuentran sin clases desde el 31 de mayo, cuando integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) iniciaron un paro indefinido de labores en demanda de incremento salarial mayor al 4.7 por ciento ofrecido por la Federación, y el pago de prestaciones rezagadas por aproximadamente mil millones de pesos, informó Graciela Andrade García, titular de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE). Las autoridades federales no han instalado la mesa de negociación solicitada por los mentores, a pesar de que Andrade García y el gobernador Leonel Godoy Rangel acudieron con el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, para solicitar el apoyo económico que diera fin al conflicto.

Más de 57 mil estudiantes de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) se encuentran sin clases, luego de que integrantes del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) iniciaron hoy un paro indefinido de labores. El paro laboral también afecta a más de tres mil catedráticos y obstaculiza las actividades de alrededor de 45 dependencias universitarias que se encuentran cerradas, entre ellas varias de investigación y docencia. La manifestación sindical se da luego de que le fue concedida la jubilación al dirigente del SUEUM, Eduardo Tena Flores, quien ya había desistido del retiro. El conflicto inició el pasado 9 de junio, cuando Tena Flores presentó a la Secretaría Administrativa de la UMSNH una solicitud pre jubilatoria, trámite que retiró al día siguiente, “ante una reconsideración de esta decisión”. Sin embargo, la gestión siguió adelante y le fue concedido casi de inmediato. “Es un hecho atípico que me hayan hecho caso tan pronto, porque un procedimiento de este tipo toma alrededor de ocho meses. Había mucha prisa por jubilarme”, dijo el dirigente sindical.