lunes, marzo 09, 2015

En México no se respetan los derechos humanos, se sigue utilizando la tortura y se sigue defendiendo con toda la ley a criminales

Mientras los gobernantes mexicanos siguen envidiando a la añeja realeza británica y siguen soñando con palacios, vestidos y joyas ostentosas. En México seguimos con las añejas prácticas que la aristocracia británica ha dejado de practicar hace 200 años. A pesar de decir que vivimos en una democracia, la verdad es que vivimos en un reino del terror, abuso e impunidad de los gobernantes. En tanto, los gobernantes mexicanos suspiran por ser el Vlad el empalador del siglo XX, la ONU observa que en México se tortura como práctica cotidiana:

La tortura en México es generalizada y ocurre en un contexto de impunidad, lo que es un aliciente para su repetición y agravamiento, según el relator especial de Naciones Unidas sobre la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, Juan E. Méndez. "La tortura es generalizada en México. Ocurre especialmente desde la detención y hasta la puesta a disposición de la justicia, y con fines de castigo e investigación", señala el informe. El relator especial, que estuvo en México del 21 de abril al 2 de mayo del año pasado, destacó en su informe que observó también serios problemas en las condiciones de detención, especialmente hacinamiento. Hizo un llamado al gobierno a implementar prontamente sus recomendaciones y a la comunidad internacional a asistir a México en su lucha para eliminar la tortura y los malos tratos, revertir la impunidad y garantizar la reparación integral de las víctimas. En las conclusiones del informe se advirtió que la tortura y los malos tratos durante los momentos que siguen a la detención y antes de la puesta a disposición de la justicia son generalizados en México y ocurren en un contexto de impunidad. "Generalmente la finalidad es castigar o extraer confesiones o información. Hay evidencia de la participación activa de las fuerzas policiales y ministeriales de casi todas las jurisdicciones y de las fuerzas armadas, pero también de tolerancia, indiferencia o complicidad por parte de algunos médicos, defensores públicos, fiscales y jueces. "Las salvaguardias son débiles, especialmente para detectar e impedir la tortura en esos primeros momentos y asegurar su investigación pronta, imparcial, independiente y exhaustiva". El relator especial expresó su preocupación por lo ocurrido en Iguala, Guerrero, en septiembre de 2014, donde desaparecieron 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa.

Todo ello a pesar de que el país tiene leyes ejemplares a nivel mundial y hay acuerdos con los principales organismos mundiales. La ley de nada sirve si no se practica o solo se usa en contra de los pobres, los enemigos, los que te caen mal, los que hablan mal del gobierno, etc.:

En México, uno de los retos más importantes, en materia de derechos humanos, es el de abatir la impunidad y la violencia de género, admitió el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, ante embajadores de la Unión Europea. "Existen problemas de violaciones a los derechos humanos en nuestro país y debemos reconocerlo y hablar con la verdad", dijo en una reunión con representantes diplomáticos de una docena de países europeos. González Pérez destacó que México cuenta con una legislación ejemplar en derechos humanos, tanto a nivel nacional como global, pues subrayó que ha suscrito los acuerdos y convenios internacionales más trascendentes en la materia. Aquí el problema, enfatizó, es que esa legislación no se ve reflejada significativamente en la práctica dentro del país; otro de los retos de los derechos humanos es cómo trasladar esas leyes a la cotidianidad. Sobre la impunidad, el ombudsman sostuvo que es un tema sensible que ocupa a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, aunque admitió que no es un problema fácil de erradicar.

Se pueden leer las notas publicadas en los principales periódicos nacionales y uno que otro internacional:

Excelsior
El Economista
Milenio
La Jornada
La Prensa
El país

Solo algunos ejemplos bastan. Por ejemplo, los docentes acusados de abuso sexual en las escuelas públicas simplemente se cambian de escuela:

En 2013, Ernesto Gurrola Valenzuela, director de una primaria de San Luis Río Colorado, fue detenido después de ser hallado desnudo en el interior de un automóvil con un menor con discapacidad motriz, sin embargo, quedó libre tras pagar fianza y las autoridades educativas lo enviaron como director de otra primaria. Fue orientado por sus líderes sindicales para que se cambiara de ciudad y evitara el acoso de la prensa; al siguiente ciclo escolar, en septiembre de 2013, inició como director de otro plantel. Dos años después, Gurrola está acusado de abusar sexualmente de cinco niños más, de los cuales tres madres de familia ya interpusieron una denuncia ante la Agencia del Ministerio Público. Ernesto Gurrola Valenzuela tiene 53 años y es originario de Suaqui Grande, tiene 28 años al servicio del magisterio. Dice que los niños mienten, que no pasó nada de lo que tenga que avergonzarse, aunque reconoce que sí sacó a los niños de la escuela, con lo cual viola el reglamento. El supervisor de la zona 11, Rafael Páez Castelo, responsable de cada una de las primarias estatales del Río Sonora, informó que al director se le pidió que no acuda a la escuela pero que esté pendiente, en tanto se designa a un suplente. “Mientras el maestro no responda a la acusación, jurídicamente es imposible que se le despida, pero por supuesto que ya no está al frente de los alumnos”, justificó el funcionario.

Uno de los criminales más buscados en los últimos años fue docente y cobraba su salario a pesar de que se sabía que era un líder de una banda de narcotraficantes:

El origen del sobrenombre de La Tuta tiene sus orígenes desde que Servando Gómez cursó la primaria: “Cosa que un maestro así me puso y así se fue. Desde cuando yo estaba en la primaria”, declaró en una entrevista televisiva en agosto de  2009. Servando Gómez, de 49 años, cuenta con un título de  licenciado en Educación Primaria, egresó del Centro Regional de Educación Normal de Arteaga, Michoacán, CRENAM, para docente de donde egresó en 1985. Arteaga, también es su comunidad de origen, donde ejerció los primeros años de su carrera como profesor de una escuela primaria llamada “Melchor Ocampo”, ubicada en la zona rural de su demarcación. El Profe tiene incluso, su cédula profesional con número 1576654. Pero le dio un giro a su carrera al dejar la enseñanza básica por el narcotráfico. En listas de pago de la Secretaría de Educación en el Estado, SEE, estuvo incluso hasta el 2010, cuando aún figuraba su nombre como docente al frente de grupo, sin embargo, el capo ya se había consolidado como uno de los líderes mediáticos de La Familia Michoacana y de Los Caballeros Templarios. En sus años de estudiante, Gómez Martínez perteneció y participó de manera activa en el Movimiento Magisterial de Izquierda tanto de Michoacán como del estado vecino de Guerrero. El Profe era muy querido en la región de la Tierra Caliente por la población vulnerable, a la cual ayudaba con la repartición de dinero, incluso lo veían por ser su benefactor y respetaban además por la figura que representaba al ser profesor.

En las escuelas mexicanas existe un alto porcentaje de abuso, acoso, bullying. Los docentes no saben que hacer y mejor dejan hacer:

De la población estudiantil en primarias públicas, 60 por ciento es víctima de acoso escolar o bullying, en forma de burlas, insultos y golpes, principalmente en el salón de clases, pero en 10 por ciento de los casos los profesores no saben qué hacer o no se enteran. De acuerdo con los resultados de El Maltrato Entre Pares (MEP), en la delegación Tlalpan, 32 por ciento de 4 mil 887 niños consultados dijeron sentirse enojados al vivirlo, 28 por ciento indiferentes y otro porcentaje igual, tristes. En 71 por ciento de los casos el maltrato fue por broma o diversión; en 24, por ser débil, y en 5 por ciento, porque me lo merezco, denunciándose en la mitad de los casos, aunque otros prefirieron aguantarse, pegar, llorar o faltar a la escuela.

Y podemos continuar con la lista. Por ello, no es de extrañar que los gobernantes mexicanos quieran escapar de la realidad soñando que forman parte de las familias aristocráticas de Gran Bretaña, en lugar de ponerse a trabajar. El problema es que trabajar es cosa de nacos y no de aristócratas.