jueves, julio 30, 2015

Hace unos años la Secretaría de Educación Pública parecía ser una secretaría independiente, hoy se ha fusionado con la Secretaría de Gobernación

Hace algunos años la SEP parecía ser una secretaría con una misión importante: crear las condiciones para la educación a los ciudadanos mexicanos. Y el titular de dicha secretaría era una figura pública con muchos reflectores. En el siglo XXI, la SEP ha perdido facultades ante la violencia y la ausencia de un Estado basado en el derecho. La guerra contra el narco ha transformado el sector educativo en un ámbito de la seguridad pública, por ello, no debe extrañar que actualmente sea el titular de la Secretaría de Gobernación la figura que presenta los principales resultados del sector educativo. Por ejemplo, podemos leer en los medios impresos el discurso de dicho secretario sobre la Reforma Laboral de la educación básica:

En la aplicación de la reforma educativa no habrá excepciones, advirtió el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y sostuvo que no será con violencia o enfrentamientos como se eleve la calidad educativa en el país, sino con la presencia y el trabajo en el aula.
Eso tiene que suceder en todo el país. No va a haber estados de excepción. Que se cumpla desde Baja California hasta Yucatán; que se cumpla desde Veracruz, pasando por el estado de México, y llegando hasta Oaxaca, señaló.

Agregó Osorio Chong: "la exigencia del Estado mexicano de que se dé y se eleve la calidad educativa; que todos cumplan con su responsabilidad en las aulas: unos aprendiendo y otros enseñando."

Nada permanece sin cambio, incluso la otrora poderosa Secretaría de Educación es un despacho de la SEGOB.