lunes, octubre 15, 2012

el rico pasado de la escritura en México no influye el siglo XXI

México posee un extraordinario pasado relacionado con la escritura. Las culturas mesoamericanas desarrollaron varios sistemas de escritura, el maya por ejemplo, funde la escritura con la pintura o el dibujo. Además fue el primer lugar en donde se trajo la imprenta. El problema es que después de 200 años de vida independiente la lectura no representa ninguna ventaja a los mexicanos y son los gobernantes los menos interesados en la lectura:

México tiene algo que ningún otro país del continente: libros prehispánicos y una escritura que se inició antes de la era cristiana. Además, fuimos el primer país con imprenta, y es que a partir de 1539 se imprimieron muchos libros en lenguas indígenas, comentó el doctor Miguel León-Portilla. “Somos tierra de libros, pero no somos tierra de lectores, y ese es el problema”. “Debemos fomentar la lectura, porque incluso autores en lenguas indígenas han lamentado que tras dedicar su tiempo y talento a obras en idiomas originales, no encuentran eco en los lectores”. El historiador mexicano ofreció un panorama de los albores de las letras mexicanas. “Sabemos que en Mesoamérica hubo libros, cuando menos, desde el Siglo IV, y una prueba de eso es que aquí en el MNA se conservan uno o dos libros códices petrificados que aparecieron en Chiapas, sin embargo, hasta ahora no tenemos una tecnología adecuada para poder leerlos”. Pero se han podido ver y entender, sin embargo, puntos y barras, lo que significa que para esas fechas había un inicio de una escritura. “En Monte Albán se hallaron estelas del Siglo VI antes de Cristo con signos calendáricos, escritos con signos antroponímicos que denotan conquistas”. Recordó que en París, hay un sitio llamado “Corredor de los pasos perdidos”, por lo que le pidió al MNA le proporcionaran una copia facsimilar de una estela que tiene signos del Siglo V a. C. “La llevé al corredor y le puse: En Mesoamérica también había escritura”.

Y México también tiene varias ferias del libro importantes a nivel global:

La decimosegunda Feria Internacional del Libro del Zócalo, que se realizará del 19 al 28 de octubre. Celebraciones de aniversarios de novelas representativas de los escritores Carlos Fuentes, Elena Poniatowska y José Emilio Pacheco destacan entre las actividades de la feria. En el mero ombligo de la ciudad, expresó José Luis Trueba, director de Fomento a la Lectura y el Libro, se busca que los que crucen por la plancha del Zócalo corran el peligro de ser infectados por la plaga del libro e inocular el veneno de la lectura. Una de las formas, será la distribución gratuita de 10 mil libros con los cuentos sobrenaturales escritos por Carlos Fuentes.

Las viejas creencias y prácticas de la sociedad mexicana quizá puedan ser modificadas por los jóvenes y las nuevas tecnologías:

Alumnos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un sistema informático para fomentar la lectura, el cual ofrece sugerencias al lector de acuerdo con su perfil y preferencias. Además cuenta con un repositorio con 45 mil 500 títulos y más de 24 mil autores. Los estudiantes comentaron que la idea de realizar un sistema de este tipo surgió debido a que en México no existe una cultura lectora, lo que en muchas ocasiones se debe a la inadecuada selección o recomendación de libros. Se trata de un sistema de recomendación de obras literarias a la medida de cada usuario, el cual, dijeron, mediante técnicas de minería de datos se analizan características específicas del perfil del usuario como edad, nivel académico, sexo y preferencias literarias, así como opiniones que hacen las personas de los libros que han leído para sugerir los mejores textos en los que podría estar interesado el lector. Jaime Javier Bautista Neyra, Luis Arturo Sánchez Dávila y Octavio Zapata Miramontes, estudiantes de la Escuela Superior de Cómputo (ESCOM), son los autores del Sistema de sugerencias literarias basado en el análisis de opiniones y perfil del lector, LEEme”, con el que obtendrán el título de ingenieros en Sistemas Computacionales.

Mientras el país siga sosteniendo las ideas virreynales poco se puede aspirar a ser una sociedad del conocimiento. No se puede salir de la pobreza vendiendo petróleo por espejitos y lentejuelas. La sociedad mexicana tiene que encontrar la manera para enamorarse de la sabiduría, de gozar con el aprendizaje. De lo contrario persistirá el siglo XVI que da ventaja a los países desarrollados.