viernes, septiembre 18, 2009

Recortes, desempleo, poca esperanza; nuestro legado a los jóvenes

Después de 199 años del grito de independencia, los jóvenes siguen esperando una oportunidad. Sólo es cuestión de tiempo para que el gobierno federal vuelva a "recetar sacrificios pero necesarios". De manera idéntica a lo ocurrido en 1994, el gobierno aumentará los impuestos, realizará recortes y las cosas seguirán su curso. ¿Este nuevo impuesto significará mejores oportunidades educativas? La verdad no lo creo. Cada día se aleja la posibilidad de construir una sociedad basada en el conocimiento:

La educación superior resultó ser la más afectada por el recorte al gasto, ya que tiene un presupuesto de 70 mil 208 millones de pesos y presenta un recorte de tres mil 152.6 millones. La legisladora Mary Thelma Guajardo Villarreal, del PRD, aceptó que tanto la educación básica como la medida superior han recibido aumentos presupuestales; sin embargo, alertó que la educación superior ha sido más afectada y el resto de los niveles y sectores educativos. Advirtió que la “tijera” al gasto a la educación es un atentado, ya que contempla una reducción de cuatro mil 757 millones de pesos. Guajardo Villarreal señaló que con este recorte al proyecto de presupuesto para 2010, el gasto destinado a la instrucción sería de 473 mil 883.2 millones. “El análisis detalla insuficiencia presupuestal a distintos rubros, por lo que obligará a los diputados a enmendar el déficit en educación”, enfatizó la legisladora perredista.

Alzar la voz parece poco efectivo:

Al menos 130 casas de estudio públicas, agrupadas en la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), rechazaron lo que consideraron el peor proyecto presupuestal, pues significa una caída de 6.2 por ciento con relación al año anterior, con lo que desaparecen casi todos los fondos estratégicos para dichos centros y se ponen en riesgo desde los subsidios para las pensiones, el incremento de la matrícula y de la oferta, hasta el pago de la luz y el gas.

¿Quién a pagado el pato desde 1994? La juventud. Claro la culpa la tienen los efectos externos. ¿Entonces que significa independencia en el territorio mexicano?:

Lujambio Irazábal dijo que en el mundo viven más de 1,000 millones de jóvenes, de los cuales 35.6 millones son mexicanos. Dijo que en la actualidad ese sector tienen mayor acceso a la información y el conocimiento como resultado de elevación de los niveles educativos; además viven en un mundo más interconectado lo que ha favorecido su movilidad y aumentar sus expectativas de consumo y perspectivas de vida. Además, son la generación que se han visto beneficiadas por la disminución de la mortalidad infantil y materna, y en general tienen mejores condiciones de salud, con lo cual "hoy como nunca están preparados para ser verdaderos agentes estratégicos del desarrollo". Sin embargo, la juventud es afectada por las transformaciones económicas y sociales derivadas de los procesos de integración regional y de globalización, y "es el sector de la población que además más afectado se ha visto por la crisis financiera mundial".

Los países desarrollados han aprovechado desde hace 200 años los avances de la ciencia y la tecnología. La OCDE recomienda invertir en educación superior:

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) instó a los estados a invertir en la enseñanza superior para enfrentar la recesión, pues redundará en mejores ingresos para los titulados y en mayor protección frente al desempleo, según un estudio sobre educación con datos de México, España, Chile y Brasil. Para salir de la crisis económica global se necesita más que nunca mayor educación universitaria. Inversiones en capital humano contribuirán a la recuperación y permitirán ampliar la capacidad de respuesta de las instituciones, agregó el organismo integrado por los 30 países más ricos del mundo, incluidos México y España.

Sin embargo, no queda claro la forma de invertir en la educación superior, siempre hay voces que damandan que la educación superior sea financiada por los bolsillos de las familias. Desde el punto de vista de los países desarrollados, estudiar en una universidad produce un cambio cualitativo en la calidad de vida. En el territorio mexicano es asunto es que es más alta la desocupación si estudias en una universidad que si dejas la educación básica (ver nota más abajo):

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recomendó al gobierno mexicano aumentar las cuotas de las universidades públicas, toda vez que estudiar una licenciatura se traduce en un mejor empleo y, por tanto, “se debe compartir la carga del gasto”. Así lo aseguró Andreas Schleicher, jefe de la División de Indicadores y Análisis de Educación de la OCDE, al presentar el Panorama de la Educación 2009, en el que se revisó el avance en la materia de los 30 países miembros. En el estudio, se explica que nuestro país invierte 5 mil 393 dólares, es decir, 71 mil 187 pesos cada año por estudiante universitario, lo que representa un gasto total promedio de 284 mil 750 pesos durante sus estudios universitarios, tomando en cuenta que la carrera conste de cuatro años.

Para una universidad privada considera que es necesario aumentar las cuotas de las universidades públicas, supongo que eso haría "más competitivas" a las universidades privadas. Nótese que más competitiva no necesariamente significa más competente o de mayor calidad educativa. Sin embargo, si resalta la necesidad de que exista mayor transparencia en las universidades públicas:

A diferencia del rector de la UNAM, José Narro Robles, el de la Universidad Iberoamericana, José Morales Orozco, aseguró que aumentar las cuotas universitarias sería una medida “razonable”. En su opinión, la recomendación de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) sobre la necesidad de que los universitarios aporten más recursos para su educación, Morales Orozco señaló que es una medida viable. Sin embargo, dijo que en medio de esta crisis no sería una medida apropiada, pero en otro momento es lo más adecuado. Para el rector de la Iberoamericana, el problema de elevar las cuotas en las universidades públicas es que los recursos no se manejan con transparencia y hay intereses políticos que impiden aumentar la contribución de los estudiantes. “La sugerencia de la OCDE teóricamente es muy razonable, pero este tipo de propuestas ante las situaciones de cada país suena muy distinto, por razones de tipo histórico y político”, apuntó el rector. En conferencia de prensa, Morales Orozco comentó que no es posible que los mexicanos contribuyan con sus impuestos a un número ilimitado de alumnos, donde hay opacidad en el manejo de recursos públicos. La cuestión, añadió, es que el asunto de elevar las cuotas está muy politizado.

Desde la década de 1980 las universidades públicas se han estancado, la falta crónica de financiamiento las obliga a sobrevivir, pero no pueden crecer, ni en matrícula ni en investigación. ¿Para qué queremos universidades que no destinan parte sustantiva de su tiempo, capaciad y financiamiento a la investigación? Los resultados los tenemos a la vista; como la importación de conocimiento y tecnología, baja de competitividad global, pocas respuestas a los problemas domésticos:

Las universidades públicas estatales y tecnológicas son las más valoradas en sus respectivas entidades. Sin embargo, tienen un gran problema: “Nos encontramos en una especie de permanente asfixia, porque tenemos para vivir, pero no tenemos para desarrollarnos”, según las palabras el rector de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), Omar Wicab Gutiérrez, quien abogó por más recursos de la Federación y de los estados. Diversos rectores coincidieron en que el pago de sueldos los absorbe, y que como a ello hay que sumar que 20 o 10% más lo deben destinar a los gastos de operación de la escuela (como mantenimiento), están prácticamente imposibilitados para desarrollar proyectos de investigación. “Estamos semiahorcados y enfrentamos una situación en la que siempre tenemos la incertidumbre de qué va a pasar con las investigaciones que empezamos”, detalló Wicab Gutiérrez.

Según el rector de la Universidad Veracruzana el problema actual es que los políticos son egresados de las universidades privadas.... ummm. Desde 1980 la mayoría de los políticos son egresados de universidades públicas con flamantes doctorados en universidades de países desarrollados. No encuentro diferencia entre las acciones de unos y de otros. Más bien el sistema político está diseñado para perpetuar la aristocracia partidista:

Hay políticos que carecen de visión y no entienden la importancia que tiene para el país más inversión en educación superior e investigación, aseguró el rector de la Universidad Veracruzana (UV), Raúl Arias Lovillo. Consideró una medida errónea el recorte a la educación superior y ciencia propuesto por el gobierno federal en el proyecto de presupuesto para 2010. En entrevista, sostuvo que para lograr la recuperación del país es hora de la universidad pública. México está en manos de egresados de instituciones privadas y no tiene rumbo ni proyecto para el futuro. Debemos recuperar la universidad pública como la constructora de principios, valores y propósitos para el futuro de la nación.

Sobrevivivir de las universidades:

Pese a las limitantes económicas, la Universidad de Quintana Roo abrió en este ciclo escolar tres nuevas carreras que se imparten en Chetumal, además de construir la Unidad Académica de la Riviera Maya, según lo informó José Ángel Modesto, vocero de la casa de estudios. Con una inversión de 41 millones de pesos —subsidiados por el gobierno federal y el estatal— lograron echar a andar las licenciaturas de Medicina, Enfermería y Farmacia, las cuales no se ofrecían en la entidad. Asimismo, José Ángel Modesto dijo que en Playa del Carmen, en un terreno de 20 hectáreas, realizan la construcción de la Unidad Académica de la Riviera Maya, para la cual invertirán 80 millones de pesos. En la primera etapa de dicha unidad ofrecerán las carreras de Ingeniería Empresarial, Administración Hotelera y Gobierno y Gestión Pública, que provisionalmente se impartirán en la Universidad Tecnológica de la Riviera Maya.

Y la realidad de nuestro sistema político, económico y educativo; patas arriba:

De los 30 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es la nación donde los ciudadanos con estudios universitario tienen mayores posibilidades de estar desempleados, en comparación con quienes sólo tienen el nivel básico, de acuerdo con el informe Panorama de la Educación 2009 del organismo internacional. Así, mientras la tasa de desocupación entre los mexicanos con estudios superiores es de 3.8 por ciento y de 2.1 entre quienes sólo tienen primaria o secundaria, en Eslovaquia el nivel de desempleo para aquellos con educación básica se incrementa hasta 41.3 por ciento, y desciende a 3.3 en los egresados universitarios. En videoconferencia desde París con motivo de la presentación de los resultados del estudio, el jefe de la División de Indicadores y Análisis de Educación de la OCDE, Andreas Schleicher, advirtió que una de las consecuencias sociales de la crisis financiera la pagarán los jóvenes, ya que los egresados de las instituciones de enseñanza superior tendrán menos oportunidades de emplearse ante una competencia mayor y el fenómeno también afectará a quienes tienen poca preparación.