martes, julio 17, 2012

el 5o Concurso Nacional de Plazas Docentes y medio siglo para el cambio

Uno de los intentos por mejorar el nivel de calidad del sistema de educación básica ha sido el concurso de plazas docentes. Este procedimiento trata de cambiar las formas tradicionales para la selección de los maestros de educación básica como la plaza automática o el inusitado método que no respeta la constitución política del país; la herencia de plazas. Sin embargo, con el paso del tiempo el número de plazas a concurso no aumenta, por el contrario disminuye, de seguir el ritmo actual, los cambios en la planta docente se realizarán en medio siglo:

La SEP aplica el quinto Concurso Nacional de Plazas Docentes, el cual sumará cerca de 130 mil plazas ofertadas en cinco años para la educación básica. Sin embargo, en cada convocatoria la dependencia federal ha disminuido el número de plazas a concursar. Por otra parte, la SEP tampoco ha dado a conocer la asignación de los puestos que los profesores se ganaron por su propio mérito a través del concurso. En promedio, los resultados revelan que sólo 25 por ciento de los concursantes ha obtenido un resultado Aceptable, el cual les permite asegurar una plaza, pero hasta la fecha se desconoce si todos los que aprobaron el examen están dando clases. La SEP aclara que no todos los maestros que aprobaron el examen obtendrían la plaza en el inicio del ciclo escolar inmediato, sino que en el transcurso de ese periodo académico muchos aspirantes tendrían que esperar hasta obtener un lugar conforme se desocuparan plazas que quedaban vacantes por jubilaciones. Y el proceso de asignación queda a cargo de las autoridades educativas estatales, quienes tenían la obligación de respetar el orden de prelación de los aspirantes. Con respecto a las plazas ofertadas, éstas han disminuido cada año. En la primera edición, la SEP ofreció 27 mil lugares, aunque para 2009 y 2010 hubo un aumento a 31 mil y 32 mil plazas, respectivamente. Sin embargo, para 2011 el número de plazas bajó drásticamente a 21 mil plazas. Para 2012 solo habrá plazas para 18 mil profesores, lo cual equivale a tres mil lugares menos que en 2011 y 14 mil menos con relación al 2010.

Como ocurre con frecuencia en el país de las promesas de empleo. Hay muchos candidatos y pocas plazas:

La Secretaría de Educación Pública (SEP) reportó que 181 mil 135 personas se prerregistraron en busca de un puesto de trabajo en la educación pública, por lo que desde ahora se prevé que casi 166 mil profesores se quedarán sin empleo en colegios oficiales. Significa que ocho de cada 100 aspirantes tiene la posibilidad de encontrar trabajo en las escuelas de educación pública básica en el país.


Y no todos lograron completar la fase de registro:

La dependencia informó que solo 139 mil 786 alcanzaron derecho a presentar el examen. Mediante este mecanismo se busca seleccionar a los profesores “mejor calificados” para su contratación y se estableció para “erradicar prácticas discrecionales en el otorgamiento de plazas en el sistema de educación pública”, afirmó la SEP. Pero, la situación no cambia mucho, por ejemplo, ni el estado de Oaxaca ni Michoacán participan en este “concurso de plazas”, mientras que en Guerrero, donde se anunció que continuará la herencia de los puestos de trabajo, se dio a conocer que 90% de las plazas de maestros se asignarán bajo el criterio que defina el gobierno estatal.


De todos los concursantes solo 13% podrá obtener la plaza:

Un total de 139 mil 786 maestros busca obtener una de las 18 mil 71 plazas a concurso, por lo que 121 mil 715 docentes, esto es, 87 por ciento, no obtendrá un puesto de trabajo, aunque hay entidades donde hasta 98 por ciento de los aspirantes no accederá a un empleo, debido al reducido número de lugares. Los estados con mayor número de participantes son, en primer lugar, Jalisco, con 14 mil 804 profesores y una oferta de 953 puestos de trabajo, de tal manera que 13 mil 851 maestros, 93.5 por ciento, no obtendrá una plaza. En segundo lugar se encuentra Puebla, donde fueron registrados 11 mil 355 mentores para competir por 215 plazas. Lo anterior significa que 98.1 por ciento de los aspirantes, que representan 11 mil 140, no tendrán un empleo. Así, esta entidad se coloca entre las que tienen un mayor porcentaje de educadores se quedará sin plaza.


Con base a los datos actuales, la renovación de la planta docente utilizando el concurso se realizará en medio siglo.... ya bien entrado el siglo XXI, cuando los robots quizá sean los herederos del trabajo realizado en las escuelas:


Con base en las tendencias, la renovación de la plantilla de maestros mediante el Concurso Nacional de Plazas Docentes tardará 50 años, reconoció el titular de la Unidad de Planeación y Evaluación de Políticas Educativas de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Bernardo Rojas, quien expresó que ojalá y nos podamos ir más rápido, pero esto también depende del ritmo de la jubilación de los maestros. 


Pronto se publicarán los resultados de las pruebas nacionales, ¿Se habrá logrado alguna mejora significativa en los resultados de los estudiantes? ¿Hay que esperar medio siglo más? Mientras tanto, la robótica y la tecnología sigue avanzando implacablemente. Y son los países con altos niveles educativos aquellos que pueden aspirar a alcanzar el bienestar social y económico.