martes, julio 10, 2012

los robots en búsqueda de los empleos que dejarán de existir en México

El siglo XXI continua su avance, y México como hace 200 años sigue sin poder desarrollar la ciencia y la tecnología. Como hace 200 años sigue vendiendo materias primas, exportando mano de obra barata y  maquilando para el primer mundo. Persiste una economía de subsistencia  y de administración de la pobreza. Con candidatos que prometen y con presidentes que no cumplen sus promesas. Simplemente, en inversión en ciencia, tecnología e innovación estamos lejos de Chile, Corea del Sur o Brasil:

México enfrenta un déficit en la inversión en ciencia, tecnología e innovación, superior a los 60,000 millones de pesos, para alcanzar el promedio internacional de 1% del PIB que ejercen los demás países, reconoció el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), José Enrique Villa Rivera. Durante el presente sexenio ha crecido la aportación del sector público y privado al desarrollo de tecnología e innovación pero es largo el camino para alcanzar el promedio internacional, el cual superan países como Chile y Corea. Y en la formación de ingenieros respecto de países como Brasil -donde se gradúan tres por cada uno en México-. Para llegar a 1% en los próximos años significaría más que duplicar el recurso que actualmente se tiene, que necesitaría ser creciente en más de 60,000 millones de pesos.

Mientras los mexicanos siguen soñando con vivir una vida de telenovela, los robots siguen en la conquista del espacio:

Este verano, un robot llegará a Marte para probar una nueva estrategia de búsqueda de vida más allá de la Tierra. La nueva misión de la NASA en Marte es una expedición geológica hacia un lugar enigmático llamado Crater Gale, situado justo al sur del ecuador marciano. Los científicos creen que el cráter se formó hace alrededor de entre 3.500 y 3.800 millones de años cuando Marte, la Tierra y el resto de los planetas del sistema solar fueron bombardeados de manera frecuente por meteoritos.

Y se ha construído un robot para poder interactuar con los niños que padecen autismo:

El pequeño robot amarillo fue creado originalmente para descifrar el proceso de comunicación en niños. Debido a su bonito diseño y movimientos ha demostrado ser irresistible para pequeños con autismo y problemas de aprendizaje. Desarrollado en Japón por el Dr. Hideki Kozima, pero probado en Carnegie Mellon, Pittsburgh por  Marek Michalowski desde el año pasado, los resultados de Keepon han sido sorprendentes, brindado respuestas de niños autistas que sus padres no habían visto nunca. Durante el mencionado periodo de pruebas, Michalowski subió el video de Keepon bailando al son de “I Turn My Camera On” de Spoon a YouTube. El costo de producción de Keepon es de 30 mil dólares por lo que hacer una versión comercial con las mismas características era casi imposible. Kozima y Michalowski crearon MyKeepon una versión más sencilla (pero que por supuesto, baila con cualquier ritmo) para consumo personal. La compañía distribuidora de MyKeepon, Beatbots acordó con ambos científicos que lo generado por las ventas de pequeño amarillo se irá directamente a fondear KeeponPro (el nuevo nombre del robot para investigación) para que pueda ser donado a institutos dedicados a comunicación y autismo infantil.


En México aparecen ya los robots que poco a poco se apropiarán de los trabajo de bajo nivel intelectual, repetitivos o peligrosos. Los ingenieros están trabajando en desarrollar la "robótica social", crear robots para ayudar a las personas en su vida cotidiana:

La egresada de la carrera de Ingeniero en Tecnología Computacional de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Viviana Flores Herrera, desarrolló el “Vehículo autónomo seguidor, asistente de compras”. En su tesis dirigida por el doctor Joaquín Gutiérrez Jagüey, profesor-investigador del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), logró desarrollar un robot que permite facilitar la tarea de ir de compras. “Hoy en día el uso de la tecnología generada por la robótica tiene alta aceptación y demanda para realizar diversas tareas en la industria y otros sectores, como el de servicios y entretenimiento”. Esta incorporación ha permitido una nueva alternativa para facilitar la vida de las personas, al sistematizar procesos y realizar trabajos que resultan tediosos y cansados, expuso, Flores Herrera. “Es claro que los vehículos autónomos aplicados al servicio de las personas pueden mejorar su calidad de vida; un ejemplo de esto sería un vehículo autónomo seguidor de personas en un supermercado”. Esto ayudaría a reducir el tiempo que se invierte al realizar las compras, así como el desgaste físico al empujar el carrito del supermercado y el desgaste mental para estimar la cuenta total de los artículos que se desean comprar. De esta manera, el vehículo autónomo seguiría a la persona llevando los artículos seleccionados y cuando la persona llega a la caja sólo tendría que pagar el monto señalado por el robot.


Otros estudiantes, desarrollan un robot para el trabajo en los drenajes:

Diez alumnos de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas del Tecnológico de Monterrey, Campus Puebla diseñaron un robot que inspecciona y da mantenimiento a drenajes. El prototipo, cuyo costo de producción final sería de 120 mil dólares –un 40 por ciento menor que si se produjera en Estados Unidos- podría distribuirse en México, Panamá y España. El robot nombrado “RIM-1201” podrá ingresar en tuberías de 500 milímetros hasta 1.5 metros -medidas estándares alrededor del mundo- para inspeccionar el estado de tuberías en áreas de difícil acceso y dar mantenimiento a instalaciones de drenajes. Víctor Hugo Martínez Flores, líder del proyecto y alumno de la carrera de Ingeniero en Mecatrónica (IMT), indicó que la producción del robot comenzará en México el próximo septiembre con piezas importadas de Estados Unidos, Alemania, Holanda y Japón. La creación del “RIM-1201” obedece a la necesidad de ofrecer una alternativa para disminuir los costos y riesgos humanos asociados con la inspección y mantenimiento de las tuberías de drenaje, ya que en la actualidad cuando una tubería se encuentra tapada o rota “se abre la tierra basándose en mapas sin saber cuál es el área exacta que necesita reparación, generando un gasto considerable en materiales de construcción además de incomodar a la sociedad por el tráfico”, dice Víctor Hugo Martínez. En el caso de limpieza de tuberías, esta innovación evitará riesgos a la salud en las personas que llegan a realizar este trabajo, pues el lugar donde se desempeñan estas tareas es inherentemente un medio insalubre.

Con las frecuentes crisis financieras, el mundo tiene grandes incentivos para seguir instalando, más y más robots. Y el siguiente paso será desarrollar proyectos para incorporar robots en el área de la seguridad y educación:

Comparado con países como China que instaló aproximadamente 3 mil 500 robots en el año 2004, Estados Unidos con 12 mil, la Unión Europea 29 mil y Japón otros 37 mil robots, México está muy por debajo de un nivel óptimo de diseño y desarrollo al alcanzar la cifra de sólo 900 robots y humanoides, sin embargo, tiene un alto potencial que está empezando a impulsarse. En la opinión de expertos, nuestro país no sólo debe centrarse en las típicas industrias de implementación de robots como son la manufactura o la biomédica, sino llegar a otras áreas de interés como seguridad, educación, alimentación, fuentes de energía renovables y conservación del medio ambiente.


Ya resulta indefendible la idea de conservar un sistema escolar de baja calidad. La defensa de los docentes por permanecer en una cultura escolar que fomenta el conformismo, el aprendizaje repetitivo y poco significativo, y las ideas virreynales de las familias de seguir sosteniendo una cultura autoritaria en los centros escolares están cavando la tumba de la profesión docente. Ya que esas características del sistema escolar apuestan por la robotización y mecanización. Los docentes pueden ser fácilmente reemplazados. Se necesita transitar a un sistema escolar de alta calidad, aumentar la matrícula de la educación media superior y superior, reducir al máximo la deserción escolar. Cada vez menos personas tendrán la oportunidad de conseguir un trabajo que no pueda ser sustituido por una máquina compleja. ¿Ya estás preparado para ese futuro próximo, tus hijos o nietos tendrán las capacidades de alto nivel cognoscitivo para alcanzar un trabajo? ¿O tendrán que competir contra un robot por un trabajo precario y mal pagado? Pues bien parece que los gobernantes mexicanos preferirán administrar un país habitado por robots y no poblado de ciudadanos.