sábado, agosto 04, 2012

de YoSoy132, protestas estudiantiles y universidades mexicanas

En un mundo de competencia global, las universidades públicas mexicanas siguen siendo las más reconocidas, a pesar del poco interés en el desarrollo de la educación superior; desprestigiada por el viejo régimen desde 1968 y abandonada desde 1980:

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se mantiene como la mejor institución mexicana de educación superior en el ranking de universidades de América Latina 2012, elaborado por la empresa inglesa QS. Este ranking presenta a 10 instituciones mexicanas entre las primeras 100 de la región. Además de la UNAM, aparecen el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, en el sitio siete, mismo espacio que ocupó en 2011; el Instituto Politécnico Nacional escaló seis posiciones al colocarse en el 16 para 2012; el Instituto Tecnológico Autónomo de México pasó del 29 en 2011 al 19 en este año. La Universidad Autónoma Metropolitana alcanzó el sitio 21, cuatro más que hace un año; la Universidad Iberoamericana descendió seis escaños al colocarse en el 30; la Universidad de las Américas, de Puebla, pasó del 46 al 32; la Universidad de Guadalajara subió un sitio y apareció en la posición 50; la Autónoma de Nuevo León, que en el año 2011 estaba en el lugar 57, ascendió al 51; en tanto que la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla pasó del lugar 70 al 58.

Y en la primavera de 2012 los jóvenes universitarios mexicanos deciden ser protagonistas para promover la democracia, el respeto a los derechos humanos y una salida a la falta de oportunidades de un país que ocupa el sótano de la OCDE. Además de demandar una democracia madura hay una gran preocupación de las situación actual, en un contexto que parece que las arcaicas ideas del siglo XVI no quieren desaparecer de la sociedad mexicana:

En Chiapas, activistas de derechos humanos y decenas de indocumentados tomaron las principales calles de Arriaga para adherirse al movimiento #YoSoy132, demandan la incorporación de los migrantes en las agendas de los candidatos a la Presidencia de la República y garantías para sus derechos humanos. Con mantas y pancartas, los manifestantes denunciaron “los migrantes no son delincuentes, sino trabajadores internacionales. Ya no más persecución, secuestros y asesinatos”. Por su parte, los representante de “Todos por Ellos” y “Familias Unidas Sin Frontera”, Ramón Verdugo Sánchez y Elvira Arellano, exigieron en forma conjunta que ayuden y protejan los derechos humanos de los migrantes. Ya no queremos más “San Fernandos”, queremos un México de virtudes y bondades.

Una de las demandas más fuertes es que los medios de comunicación del siglo XX no sean herramientas para mantener una democracia débil al insistir en la permanencia del status quo:

Integrantes del movimiento #YoSoy132 marcharon por calles de Hermosillo, Sonora, para exigir a los medios de comunicación mayor apertura democrática, así como para denunciar que el PRI contrata jóvenes para intentar infiltrar y dañar a su agrupación en esa entidad. Tirso Amante, integrante del movimiento, dijo que la manifestación tuvo por fin informar a la población que sus protestas son para buscar que los medios, sobre todo los electrónicos, no impongan a un presidente.

Integrantes del movimiento #YoSoy132 acordaron, en su tercera asamblea nacional interuniversitaria, impulsar cinco ejes de lucha, que incluyen la exigencia de democratizar los medios de comunicación, así como del actual modelo educativo, científico y tecnológico. Martha Muñoz, estudiante de la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) y del colectivo Artistas Aliados, señaló que en el encuentro se determinó que además de buscar un cambio en el modelo educativo, también exigirán una transformación del sistema económico neoliberal, así como del paradigma seguido en materia de seguridad pública.

Uno de los eventos promovidos por el movimiento estudiantil cambia las relaciones tradicionales de hacer campañas políticas: un debate entre candidatos y sociedad civil. La juventud nacida rodeada de las nuevas herramientas interactivas y que responden a la velocidad de la luz no espera pacientemente ver en la televisión como los candidatos son un comercial con un discurso pre-programado, con frases pegajosas tipo comercial radial, y sin recibir ninguna clase de reacción del público y menos de críticas de los ciudadanos. La telepolítica no sienta bien a las nuevas generaciones. Con excepción del candidato del viejo régimen, el resto de los candidatos aceptaron intentar conectar con los jóvenes universitarios, a pesar del intento de los medios tradicionales, del IFE, de las generaciones veteranas, de evitar que se realizara el debate:

El debate entre candidatos presidenciales, convocado por el movimiento #YoSoy132  tuvo como sede las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.  Tras una asamblea realizada en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPS) de la UNAM, en la que se afinaron detalles sobre el debate, integrantes del movimiento confirmaron que el encuentro tendrá una duración de dos horas y estará dividido en tres partes: en la primera, nueve estudiantes seleccionados ex profeso harán una pregunta cada uno sobre temas diversos. No será en presencia sino a distancia, ya que estarán en distintos puntos del país o de la ciudad.  #YoSoy132 estuvo realizando gestiones para que el mencionado debate sea transmitido por la televisión pública, específicamente los canales 11 y 22.

Al final se realizó el debate que hace envejecer el tradicional sistema de telepolítica impulsado por el viejo régimen desde 1950. Y por vez primera se recopilan las preguntas que son importantes para la ciudadanía:

El debate que se realizará este martes, al que hasta ahora han confirmado su asistencia tres de los cuatro candidatos a la Presidencia de la República, constituye un ejercicio inédito porque es el primero organizado por universitarios, y que responderá a preguntas directas de esa comunidad en el país. En punto de las 20:00 horas, y a puerta cerrada -en instalaciones facilitadas por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF)- integrantes del movimiento #YoSoy132 podrán cuestionar las propuestas que a la fecha han presentado la candidata del Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, y los candidatos del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, y de Nueva Alianza, Gabriel Quadri de la Torre. Carlos Brito, estudiante del Tecnológico de Monterrey, se dió a la tarea de recolectar preguntas en Internet a través de la página www.masde131.com; el mayor número de preguntas en ese portal eran para el candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, con mil 665, de cinco mil 076 personas. Los cuestionamientos con mayor número de votos eran: ¿Quiénes conformarán su gabinete?, ¿Cómo pretende reducir los sueldos?, ¿Cuál sería su estrategia contra el crimen organizado?, ¿Cómo hará para que los jóvenes tengan trabajos bien remunerados? Por cantidad, le seguían las formuladas a la abanderada panista, Josefina Vázquez Mota, con mil 565 preguntas, de tres mil 640 personas, quienes la cuestionan sobre su relación con Televisa y con la maestra Elba Esther Gordillo; a quiénes incluirá en su gabinete, cómo actuará frente al narcotráfico, cuál es su estrategia para castigar a los políticos corruptos, entre otras.

Además del debate el movimiento intentó observar los procesos de conteo rápido y cómputo de votos. El IFE se los negó:

El Instituto Federal Electoral (IFE) no concedió al movimiento #YoSoy132 autorización especial o adicional alguna para observar los procesos de conteo rápido y cómputo de votos. El grupo #YoSoy132 entregó al IFE un pliego de ocho peticiones, con énfasis en que se permitiera a integrantes de este colectivo, ya acreditados como observadores electorales, participar en actividades extraordinarias. En particular tener pleno acceso a las bases de datos de los cómputos distritales y que al menos dos miembros del movimiento verificaran la captura de datos de resultados preliminares. #YoSoy132 solicitó también al IFE presenciar las deliberaciones de la publicación del conteo rápido que efectuará el IFE y con base en el cual dará a conocer las tendencias de la elección presidencial.

Para recordarnos que el viejo régimen nunca se fue, no es de extrañar que iniciara el acoso en contra de la juventud mexicana.... algo que no ha cambiado desde 1968 con especial ayuda de su socio comercial televisa:

La comisión para la Defensa de los Derechos Humanos del movimiento #YoSoy132 denunció diez casos de acoso y hostigamiento, así como alumnos que fueron expulsados de sus centros escolares por participar en las marchas propuestas por  este grupo de estudiantes en favor de la democratización de los medios de comunicación y de la transparencia en el actual proceso electoral. Los primeros cinco casos se dieron a conocer durante la presencia de los estudiantes afectados en la primera asamblea universitaria del movimiento #YoSoy132, celebrada el pasado miércoles 30 de mayo en Ciudad Universitaria (CU), en el Distrito Federal. Uno de estos casos fue el de Amarantha Marín Whitfield, quien fue expulsada del Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa y expuso que luego de participar en la movilización del colectivo #YoSoy132 el pasado 23 de mayo su credencial que le da acceso a la escuela de la televisora fue desactivada; después le informaron que “por faltas” había sido dada de baja de esta casa de estudios. Ante tal panorama, los miembros del #YoSoy132 le expresaron su apoyo generalizado. Entrevistada por Educación a Debate, Amarantha Marín dijo que cursaba el segundo año de la carrera de Actuación y que, con las muestras de apoyo que ha recibido, le llena de gratitud “saber que hay gente que sí cree en la justicia, donde sí puedo expresar lo que pienso y lo que siento”, dijo. “Me siento feliz de sentirme apoyada, porque por mis compañeros de la escuela no lo estoy,  me siento feliz de estar apoyada por el movimiento al que pertenezco”, expresó la estudiante expulsada del CEA.

Tras ser detenidos e ingresados al Ministerio Público de Tlalnepantla, Estado de México, dos integrantes del movimiento #YoSoy132 fueron puestos en libertad esta madrugada, aunque permanecen en dichas instalaciones para interponer una demanda por las agresiones sufridas. Los tres estudiantes que pertenecen a la Facultad de Estudios Superiores Acatlán e Iztacala, pegaban este viernes propaganda frente a las instalaciones de un sindicato, cuando por petición de integrantes del PRI, fueron agredidos y detenidos por elementos de la policía municipal. De manera que fueron puestos a disposición del Ministerio Público de Tlalnepantla, ubicado en la calle Sor Juana Inés de la Cruz, colonia Industrial San Javier, por los uniformados Enrique González y Luis Santa María.

Al menos 200 integrantes del movimiento #YoSoy132 marcharon por las principales calles y avenidas de esta localidad, en protesta por el arresto de tres estudiantes a petición de un sobrino del alcalde priísta Arturo Ugalde Meneses, a quien identificaron como Alberto Ugalde.Estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México, del Instituto Politécnico Nacional, de la Universidad Autónoma Metropolitana y de las universidades privadas del Valle de México e Insurgentes se congregaron frente al palacio municipal. ¡Exigimos respeto a nuestra libertad de expresión!,¡Ugalde, escucha, los estudiantes están en lucha! y ¡Ni un voto al PRI!, fueron las consignas que llegaron con pancartas de protesta. César Mora, candidato a regidor del PRI, llegó con cerca de cien jóvenes y avanzó hacia la explanada del palacio municipal. Personal de la alcaldía solicitó al abanderado y a su equipo, que traía chalecos con logotipos de Enrique Peña Nieto, que se retiraran de la zona. Antonio Bautista Martínez, Gerardo Juárez Sánchez y Diana Gisela Ponce Rosas, quienes iban al frente de la marcha, explicaron que como a las 21:30 horas del jueves pasado colocaban propaganda informativa acerca del movimiento #YoSoy132, en un poste de la colonia Santa Cecilia, cuando llegó Alberto Ugalde a quien identificaron como el hermano del edil.

Ante la presión de una sociedad conservadora con ideas del siglo XVI y el viejo régimen que no puede sacudirse de su cultura autoritaria, el movimiento se transforma en defensores de derechos humanos:

Debido al creciente número de casos de hostigamiento, acoso e intimidación, integrantes de #YoSoy132 informaron que a partir de este momento nos declaramos defensores de derechos humanos, al dar a conocer su primer informe de agresiones contra miembros de este colectivo en el que documentan cuatro casos, e incluyen 16 incidentes de agresión contra estudiantes de la asamblea @Másde131 de la Universidad Iberoamericana. El llamado a la sociedad, afirmaron, es a que no permita la criminalización del movimiento, lo que consideraron un riesgo latente en la coyuntura electoral, el cual podría profundizarse en el escenario poselectoral. Al exponer una muestra representativa de agresiones documentadas, destacaron amenazas telefónicas, en redes sociales, hostigamiento, e incluso de muerte. De acuerdo con el reporte entregado a los medios de información, hubo cinco agresiones en el Distrito Federal, cuatro en el estado de México, dos en Hidalgo y dos en Oaxaca, además de incidentes en Guanajuato, Morelos, Chihuahua y Veracruz. Algunos, indicaron, cometidos por presuntos simpatizantes priístas. En conferencia de prensa, miembros del Comité Jurídico y de Derechos Humanos (CJDH) #YoSoy132 subrayaron que enfrentan múltiples hostigamientos y agresiones, por lo que nos resulta de vital importancia establecer un frente común de defensa y hacer manifiesta la labor que como defensores desarrollamos los integrantes del movimiento. Fernanda Poblete (CJDH132) subrayó que ante las denuncias presentadas por la violación a sus derechos humanos, el Estado y sus autoridades no han realizado las investigaciones necesarias ni nos ha garantizado el derecho de libre manifestación sin el riesgo de ser agredido u hostigados.

Algunos rectores manifestaron un tibio apoyo al movimiento universitario:

El secretario general de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Rafael López Castañares, llamó a mantener abiertas las puertas de las universidades para que los jóvenes sigan organizándose y trabajando en propuestas a favor de la democracia del país. Manifestó su apoyo al movimiento #YoSoy132; sin embargo, como titular de la ANUIES se comprometió a escuchar a los jóvenes y ofreció interlocución con los rectores de las instituciones de educación superior. "Yo en lo personal lo apoyo, lo he dicho como tal, es un movimiento muy importante, legítimo, hay que escucharlos, hay que sentarnos a platicar con ello, hay que dialogar, hay que intercambiar opiniones, y de esa manera nosotros podemos hacerles saber que seguimos trabajando como asociación civil para el fortalecimiento de la educación superior del país", afirmó luego de inaugurar la XXIV Sesión Ordinaria de la Región Centro-Sur de la ANUIES. Cuestionado sobre la terminación del ciclo escolar y la necesidad de mantener abiertas las puertas de las universidades para que los jóvenes sigan organizándose, López Castañares indicó que " creo que todos los rectores están conscientes de que hay que darles las facilidades". Dijo que los jóvenes " han hecho un movimiento muy interesante, muy bien planeado, de diálogo, etcétera, yo creo que no hay porque cerrarles los espacios, al contrario".

El mundo ya cambió, la tecnología evolucionó, la dinámica del país es muy diferente de hace 20 años, los problemas en México han crecido de forma exponencial, el proceso de globalización no se detendrá por el contrario seguirá la convergencia de economías y sociedades. Pero, las ideas sobre el quehacer político y de los partidos políticos siguen atrapadas en la primera mitad del siglo XX, y los medios promoviendo la nostalgia de 1950.... no parece un buen coctel en los siguientes años. ¿Futuro positivo para los jóvenes mexicanos? No lo parece, han aparecido las cifras de los jóvenes que son excluídos del sistema de educación superior mexicano, y el autodenominado presidente "del empleo" solo dio trabajo a las compañías funerarias, médicos forenses y a militares, el resto de las actividades productivas simplemente siguen la inercia de la década de 1980, estancadas, mientras los jóvenes simplemente no encuentran trabajo digno y con prestaciones sociales.