martes, mayo 24, 2011

aspectos polémicos de las pruebas ENLACE

Las pruebas ENLACE llevan algunos años aplicándose en el sistema escolar mexicano. La única diferencia entre las evaluaciones realizadas por la SEP durante los gobiernos priístas consiste en que los resultados de ENLACE son públicos y se pueden consultar a través de internet, en cambio con los gobiernos del otrora partidazo los resultados eran "secreto de estado"; solamente los principales funcionarios, algunos burócratas tenían acceso a la información y si existían algunas investigaciones que revelaban el pésimo nivel de aprendizaje de los estudiantes no podían corroborarse. Ya desde la década de 1980, cuando México intentaba globalizarse, se sabía de la limitada capacidad del sistema educativo de favorecer el aprendizaje escolar.

El hacer públicos los resultados de ENLACE sin cambiar mucho el funcionamiento burocrático de los procesos evaluativos de la SEP genera polémicas que se ventilan más en los medios que en discusiones académicas y más rigurosas. Entre los aspectos polémicos destaca vincular los resultados de los estudiantes con incentivos salariales a los maestros, una estrategia que el sabiduría popular liga con el dicho "con dinero baila el perro", el asunto es que no ha habido cambios en los resultados de ENLACE con estos incentivos:

La Secretaría de Educación Pública (SEP) otorgará de 2 mil a 20 mil pesos a los maestros cuyos alumnos obtengan los mejores desempeños en la Evaluación Nacional del Logro Académico en los Centros Escolares (Enlace), de acuerdo con los lineamientos del Programa de Estímulos a la Calidad Docente.

Otra polémica es evaluar a los estudiantes que tienen algún tipo de discapacidad física o intelectuales. Los defensores argumentan que se necesita conocer que aprendizajes escolares obtienen estos estudiantes y reconocer las brechas existentes con respecto a los otros estudiantes. Los opositores consideran que es discriminatorio evaluar solamente aprendizajes escolares y no otros objetivos que persigue la educación especial:

Al menos 6 mil niños del estado de México que enfrentan distintas discapacidades, que van desde problemas de control motriz, sordo-ceguera, insuficiencia auditiva e intelectual, entre otras, deberán participar en Enlace. Profesoras, inspectoras de zona y asistentes técnicos de este subsistema en la sección 36 del valle de México afirmaron que es la primera ocasión en el estado de México que se busca evaluar a niños que no tienen las mismas competencias, y con una herramienta que no toma en cuenta su discapacidad. Prácticamente ninguno de nuestros alumnos está en condiciones de responder a preguntas de opción múltiple. La prueba demanda precisión para rellenar las casillas de respuesta, no maltratar la hoja de lectura óptica, saber seguir instrucciones y mantenerse atento y callado por más de 45 minutos. Con diversas especializaciones en la formación de niños con discapacidad, profesoras y asistentes técnico-pedagógicos aseguraron que los alumnos de los Centros de Atención Múltiple (CAM) tienen una formación cualitativa. Buscamos que aprendan a leer y escribir, que tengan conocimientos, pero antes deben ser autosuficientes, saber vestirse, caminar, pedir sus alimentos, expresar sus emociones y tener un vocabulario básico, tareas que son fundamentales para ellos y que Enlace no evalúa.

El SNTE se muestra más preocupado por la descalificación de los maestros.... quizá anticipa los magros resultados que se obtendrán:

El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Rafael Ochoa Guzmán, confió que los resultados de la Prueba ENLACE sean un incentivo para mejorar la enseñanza y no motivo para descalificar y estigmatizar a los maestros.

En una larga entrevista Ángel Díaz Barriga expresa varias limitaciones de este esquema evaluativo, el principal es la homogeneidad de las pruebas que depende de los costos más que del deseo de mejorar la calidad del sistema escolar:

Para Ángel Díaz, las pruebas ENLACE se utilizan políticamente al recompensar a los maestros mediante un bono salarial. El especialista del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE), afirmó que aunque se mejoren los resultados, esto no significa necesariamente que los alumnos tengan mejores aprendizajes sino que tienen mayores habilidades para resolver la prueba. Una contradicción más consiste en que la reforma educativa en la educación básica está basada en las competencias; sin embargo, estas evaluaciones son enciclopédicas y reflejan lo peor de la didáctica tradicional. El investigador calificó de insólito que se aplique Enlace a niños con discapacidad, lo que es una muestra más de la ignorancia y de que quieren seguir con la lógica discriminatoria. La teoría del test en los años 60 construyó el concepto de pruebas paralelas, lo que significa que a los escolares con desigualdades culturales se les deben formular preguntas que respondan a su situación cultural. Sin embargo, en México no se ha asumido lo anterior porque sería más caro. Si tenemos 56 grupos étnicos tendría que haber 56 versiones de exámenes. Pero en la ignorancia se pretende que todos sean homogéneos, bajo un prototipo de alumno de clase media de las grandes ciudades como el Distrito Federal, Guadalajara o Monterrey.

La SEP y las áreas responsables de la evaluación del sistema escolar se encuentran atrapadas en un esquema burocrático; las evaluaciones se basan más en análisis de costos bajo una economía de guerra y no de objetivos estratégicos para mejorar la calidad escolar. Hay deficiencias técnicas ya que no se desarrollan pruebas paralelas o contextualizadas a los aspectos de cultura y discapacidad. Hay también una reducida noción de calidad, pues se pretende evaluar TODO el sistema escolar a través de unos resultados escolares de los estudiantes. Para rematar, una serie de errores que se convierten en un gran problema, se ofrecen incentivos a los profesores para mejorar los resultados de estas pruebas.