lunes, mayo 19, 2008

Alianza entre el gobierno federal y el SNTE

Los medios publican algunas reacciones de la nueva alianza entre el gobierno federal y el SNTE:

Docentes con más de 50 años de servicios afirmaron que la llamada Alianza para la Calidad de la Educación, impulsada por el gobierno federal y la dirigente nacional del gremio magisterial, Elba Esther Gordillo, es “uno más de los pactos políticos que se construyen fuera de la realidad, distantes de la escuela pública, de los maestros y de los niños”. Quienes hablan con burla y desprecio del magisterio nacional, al que “acusan de todos los males, desconocen que durante muchas décadas fuimos los formadores de grandes hombres y mujeres del país; incluso quienes tenían los mejores ingresos enviaban a sus hijos con nosotros, pero hoy se pretende denostar a la escuela pública como lo peor”.

Profesores jubilados del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) afirmaron que continuarán con las movilizaciones de protesta ante el cobro injustificado de un seguro para gastos funerarios que “nunca fue consultado” y que a partir de mayo genera 64 pesos de descuento al mes. Docentes afectados afirmaron que se trata de una medida “muy injusta, porque si no nos dan ni un peso más, que tampoco nos lo quiten, cuando el Estado y el sindicato saben que cobramos pensiones raquíticas”.

Sin embargo, esta alianza carga consigo una larga historia de usos y costumbres ilegales, pero parece que a nadie le importa:

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló que cada año autoridades educativas de Querétaro destinan ilegalmente al menos 42 millones de pesos al pago de 259 comisionados –la mayoría con dobles plazas–, a tareas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). La ASF hace la observación de que estos pagos, vía presupuesto federal, son ilegales, pero no finca responsabilidad alguna porque es una “costumbre” que data de años y es en favor del sindicato, dijo el coordinador operativo de la Unidad de Servicios para la Educación Básica del Estado (USEBEQ).

El anuncio de la Alianza por la Calidad de la Educación hecho por el presidente Felipe Calderón no fue acompañado con especificaciones presupuestales; sin embargo, no se requiere de mayores recursos sino de “reorientar” el gasto que ya se designa, aseguró el director de la Unidad de Planeación y Evaluación de Políticas Educativas de la SEP, Jorge Santibáñez Romellón. Para rehabilitar las 30 mil escuelas que se encuentran en las peores condiciones de infraestructura en el país, se requiere la asignación de 7 mil millones de pesos cada año por parte de los gobierno estatales y federal, mismos que ya se destinan, insistió Santibáñez.

La secretaria de Educación Pública, Josefina Vázquez Mota, consideró a la evaluación como el eje de la Alianza para la Calidad Educativa y reconoció el compromiso del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, así como el de su líder, Elba Esther Gordillo. La funcionaria explicó que se acordó que todas las plazas vacantes se sometan a concurso, para garantizar que quien quede en el puesto esté capacitado y, así, terminar con la venta de plazas. Comentó que en junio de este año saldrá la primera convocatoria destinada a profesores, directivos y supervisores. En septiembre arrancará un nuevo sistema de incentivos, con el fin de que los docentes obtengan un bono anual, dependiendo de los resultados que obtenga su grupo en la siguiente prueba ENLACE.

El sindicato disidente inicia un nuevo congreso nacional:

Con el grito de “¡unidad, unidad!”, para enfrentar una de las mayores “ofensivas del charrismo sindical y del gobierno federal contra el magisterio democrático”, se inició el noveno congreso nacional de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), cuyo objetivo central es definir el rumbo en la lucha por la defensa de la seguridad social, la enseñanza pública y la democratización del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Dirigentes magisteriales admitieron que en el encuentro, que reúne a 449 delegados de 20 estados del país, se debate el futuro “no sólo del movimiento democrático, sino de la propia CNTE, entre dos visiones que comparten muchos objetivos pero no los mecanismos de acción”.