domingo, noviembre 27, 2011

¿Alguien recuerda las campañas de control natal de la década de 1980?

¿Alguien recuerda la frase de que la familia pequeña vive mejor? Hasta hace poco había una fuerte campaña para regular el crecimiento poblacional de México. Estas campañas se desinflaron al entrar en el siglo XXI. Parece que lo que está de moda es lo retro.... una vuelta al siglo XVI. Se pide que las mujeres de manera voluntaria olviden sus derechos ganados durante el siglo XX para dedicarse a ser nini honoraria dedicada al cuidado de los muchos hijos sin cobrar un centavo:

 La transformación que sufrió la vida de las mujeres a partir de los años 60 con la existencia de la píldora anticonceptiva todavía está en curso. De la “liberación de la cadena biológica de la maternidad” y lo que ello significó en términos de las oportunidades para tener un desarrollo personal y profesional, los expertos observan la necesidad de ampliar el campo de acción de la estrategia de planificación familiar para incluir el reconocimiento de las necesidades de las adolescentes sexualmente activas, que no viven en pareja y tampoco desean tener hijos.  Si no han prosperado los proyectos para emprender dicha transformación en el abordaje de los programas oficiales, se debe a la política conservadora instaurada por los gobiernos panistas a partir de 2000, aseguran especialistas. Es claro, de hecho, el estancamiento que registró la política nacional de población durante el sexenio foxista (2000-2006). Las mediciones del Consejo Nacional de Población (Conapo) indican que del incremento de entre 5 y 10 puntos porcentuales que se reportó por quinquenios a partir de 1976 en la cobertura de métodos anticonceptivos entre mujeres en edad fértil unidas, para el periodo de 1997 a 2006 el aumento fue de poco más de dos puntos, al pasar de 68.5 a 70.9 por ciento.

Y el asunto tiene que ver con abatir la simple ignorancia. Se requiere de ampliar el conocimiento de la sociedad mexicana para reconocer los derechos humanos y para hacerlos cumplir. La Conapo se acordó que tiene una misión muy importante:


El Consejo Nacional de Población (Conapo) lanzará este mes una campaña de información que contribuya a evitar embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual en adolescentes, sector en el que continúan las alarmas por la permanencia de un alto índice de relaciones sexuales sin protección. Actualmente hay unos 70 embarazos por cada mil adolescentes (de entre 15 y 19 años de edad), cuando en otras naciones, como España, el indicador es 25. Por lo menos un tercio de estos casos fueron no deseados.  En el contexto de modificaciones de leyes estatales en torno al tema del embarazo y el aborto, así como de opiniones y resoluciones al más alto nivel que consideran la existencia de un ser humano desde el momento de la concepción, el Conapo debe cumplir con su responsabilidad de promover que en el sector público se proporcione información suficiente para que las mujeres decidan libremente cuándo y con qué frecuencia tener hijos. En México los anticonceptivos son legales desde 1974; estos temas no son de contentillo o de capricho”.

¿ Y tú que esperas de tus hijas, sobrinas o nietas? Poder ejercer sus derechos humanos y garantías individuales o seguir la ignorante tradición de ser nini al cuidado de un mal marido, muchos hijos y sin recibir un centavo ni reconocimiento por sus labores y sacrificios. Ser nini o no ser nini, he ahí el dilema.