jueves, enero 21, 2010

dos estudiantes mexicanos extraordinarios

Los medios, en general, prestan atención a las malas noticias. A pesar de que ya no es noticia la mala calidad del sistema educativo mexicano, sigue siendo noticia la ineficacia de los gobiernos federales y estatales para cambiar dicha realidad. Los jóvenes mexicanos tienen poco apoyo de la sociedad mexicana, ni la escuela, ni la familia, ni las empresas, se preocupan por detectar y potenciar a aquellos jóvenes que poseen grandes talentos. A pesar de ello, de cuando en cuando, salen a la luz pública:

Con sólo 21 años, Jonatan Barrera Chimal estudia un doctorado en Ciencias Biomédicas en la UNAM, logro que le ha valido el reconocimiento de la investigadora Norma Bobadilla Sandoval quien lo califica como "Rey Midas, porque todo lo que toca lo convierte en oro". "De hecho a veces mi departamento parece una extensión de mi lugar de trabajo, porque en las noches llego a revisar cálculos de los experimentos que hice en el día, leer algún artículo pendiente o escribir algún texto relacionado con lo que estoy estudiando", explicó el joven. Jonatan recientemente obtuvo el Premio al Servicio Social "Gustavo Baz Prada" por su tesis de licenciatura, con la que desentrañó algunos secretos de los padecimientos renales. El joven aprendió a leer a los tres años, entró a los cuatro a la primaria, a los 10 a la secundaria, a los 13 al bachillerato, a los 16 a la carrera de Investigación Biomédica Básica en la Universidad Nacional y a los 20 al doctorado en Ciencias Biomédicas.

Otilio viaja todos los días cinco horas en camión y Metro para ir de Chapingo, en Texcoco, a Ciudad Universitaria y por las tardes se dirige a la Universidad Anáhuac, en Huixquilucan, donde estudia tres carreras profesionales: estadística, matemáticas y actuaría, con promedios de 9.6, 9.8 y 10. Hijo de un campesino que apenas cursó el segundo año de primaria y de una mujer que aprendió a leer y a escribir cuando sus hijos le enseñaron, este joven nació en la comunidad de Cantarranas, municipio hidalguense de Huehuetla, uno de los que presenta mayor marginación del país. En el estado de México hay 4.5 millones de jóvenes, de los cuales un millón 200 mil estudian; un millón 800 mil trabajan, un porcentaje menor estudian y laboran y cerca de 700 mil son del llamado grupo “ni-ni”, es decir, no acuden a la escuela ni están empleados, informó Melissa Vargas directora del Instituto Mexiquense de la Juventud (IMJ). El joven de origen campesino recibió ayer, junto con otros destacados jóvenes mexiquenses, el Premio Estatal de la Juventud, por su desempeño académico. A sus 19 años, Otilio García Munguía ha ganado más de 40 premios nacionales, estatales y regionales en olimpiadas de física, matemáticas y astronomía.