domingo, octubre 23, 2011

capacitación a antros del DF

La educación es necesaria para tener una sociedad más democrática, más saludable y más segura. No es con ignorancia o con violencia que alcanzaremos un nivel de vida más alto. La ciudad de México ha vivido con demasiada frecuencia grandes desgracias por la falta de concimiento sobre la seguridad en los bares, salones de baile, discotecas, etc., por ello, se realizarán talleres de capacitación:

Con el fin de evitar clausuras y violaciones a la Ley de Establecimientos Mercantiles para el Distrito Federal y conocer el mecanismo para escalar al horario de las cinco de la mañana, dueños y trabajadores de antros y bares de la ciudad recibirán capacitación.“No más clausuras ni interpretaciones. Aprende a cumplir las leyes al 100%.”  Se anuncia el primer seminario desde hace unas semanas, en varios espectaculares y redes sociales, dirigido a empresarios, gerentes, abogados y administradores de centros nocturnos. Se hablará de cómo entrar al programa de autorregulación en uso de suelo, lo referente a permisos de funcionamiento, protección civil, equipos especiales, registros ante autoridades delegacionales y centrales, cálculo de aforo, campañas sociales obligatorias y capacitación especializada de elementos de seguridad. También se instruirá sobre el registro del personal ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), así como de paramédicos (técnicos en urgencias médicas) autorizados, equipos especializados y la forma para tramitar el certificado de seguridad ante la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El cambio de medida es una reacción a las leyes para limitar la hora del antro, como en el medioevo se pedía a la población quedarse en casa o no llegar muy tarde.... el tema es que tampoco se fomenta la vida nocturna, no hay negocio, no hay marcha... y lo que ocurrió en realidad es que la marcha y la fiesta comenzaba más temprano... con los mismos problemas que antes, porque el asunto es de educación no de horarios. Si no hay seguridad en los antros, no importa a que hora abran ni a que hora cierren, siempre serán peligrosos. El tema es que necesitamos una mayor educación civil, más allá de la educación escolar.