viernes, octubre 07, 2011

teatro para desarrollar las capacidades cognoscitivas

 Las artes son la muestra más temprana del desarrollo de la imaginación, de la capacidad humana de crear mundos alternativos. Y el desarrollo de la cultura es producto de la imaginación. Sin embargo, desde la aparición de la escuela pública moderna se ha apostado por una definición muy estrecha del aprendizaje humano, al poner atención al desarrollo del lenguaje, oral y escrito, y en la solución de algunos problemas aritméticos y científicos. Sin embargo, las artes siguen siendo el motor del desarrollo humano. El teatro también es una importante herramienta de aprendizaje:

Con base en investigaciones realizadas por especialistas del Laboratory for Developmental Studies y el Development Science Laboratory de las universidades de Harvard, Estados Unidos, y Waterloo, Canadá, respectivamente, la producción escénica más reciente de la compañía Marionetas de la Esquina, titulada ¿Qué es?, se propone “explorar la riqueza imaginativa de los pequeños entre dos y cinco años de edad, con la finalidad de desarrollar sus capacidades físicas y cognitivas”. El montaje –que integra actores, títeres y objetos– no tiene un texto, pero sí una dramaturgia.  De acuerdo con la dramaturga Amaranta Leyva, autora de la obra, estudiosos en matemáticas, lingüística y diseño de imágenes, entre otras disciplinas, “tienen el objetivo de entender cómo los pequeños desde los seis meses de edad comprenden y aprenden el mundo que los rodea”. Desde hace un año la autora, junto con los integrantes de la compañía, empezó a desarrollar juegos dramáticos a partir de ciertos conceptos. La obra explora temas y asuntos sencillos, pero importantes para el desarrollo cognitivo de los infantes,. Entre los conceptos que se desarrollan durante el espectáculo, se encuentran distintas variaciones entre lo animado y lo inanimado, los números y los líquidos.

Hay que dar a las artes el vital papel que tienen para fomentar el desarrollo humano, si esto no se puede realizar en la escuela, entonces, hay que buscar estas oportunidades en otros espacios de la vida social.