lunes, febrero 20, 2012

las escuelas privadas en México no tienen diferencias sustanciales en sus resultados académicos

En la mentalidad virreynal del mexicano todavía se marcan las diferencias de casta. Se nota de manera clara en las discusiones de las familias al momento de discutir el tipo de escuela a la que asistirán l@s hij@s.  Y la aspiración general no es ir a una escuela que formará integralmente a los estudiantes, sino aquella que "conectará" a los hij@s con "amig@s influyentes". La idea es ponerlos con compañer@s de familias "bien" que no consumirán drogas, ni se embarazarán con cualquier "gato", que leen la biblia (sin asegurarse que sepan leer bien y comprender lo que leen), que visten a la moda, etc. Después de una década de evaluación, ¿Qué sabemos sobre las escuelas que den sustento a estas rancias creencias virryenales? La realidad es que no hay diferencias sustantivas entre escuelas privadas y públicas en México. Son igual de mediocres:

Aún con mejor infraestructura y con más asignaturas en las escuelas privadas de educación básica en México, los resultados son similares a los de las escuelas públicas, coincidieron David Calderón, director general de la asociación civil Mexicanos Primero, y Rosa María Catalá, directora del Colegio Madrid. David Calderón aseguró que “en términos concretos la lógica (en las escuelas privadas y públicas) sigue siendo la misma, una lógica de sólo exposición, una lógica memorística”. La directora del Colegio Madrid compartió esta opinión y señaló que “todos, complementariamente, deberíamos repensar que está pasando (con la educación), tanto el sector privado como el público tenemos que revisar seriamente dónde está esa educación que humaniza, esa educación que vuelve al otro una persona que escucha y que trabajan juntos.” Mexicanos Primero ha pugnado por mejorar la educación de calidad en el país, y sus estudios han revelado la ineficacia de la educación privada frente a la pública; en ese sentido, David Calderón ha señalado que la educación privada “en muchas mejores condiciones, no tiene mucho mejores resultados”. Ahí se puede ver “un mejor escenario para el mismo fracaso, un mejor escenario para las mismas malas prácticas, un mejor escenario para la misma irresponsabilidad de los padres”, señaló. Rosa María Catalá añadió que en la escuela de educación básica privada “muchos chicos, cada vez con mayor frecuencia y con mayor volumen, no están apreciando el valor que tiene una buena educación en su vida”.

Y uno de los problemas graves en las universidades privadas es que no están muy interesadas en modelos educativos que promuevan la curiosidad, la inquitud intelectual, el interés por adquirir una maestría artistica de la profesión, solucionar de manera pertinente problemas del trabajo. Están más interesadas en impulsar el modelo neoliberal de obtener la mayor ganacia invirtiendo lo menos posible en capital humano. Por ello, corren y recontratan a sus docentes cada semestre:

Dan clases en universidades privadas, reciben un salario digno, pero los despiden cada seis meses para luego recontratarlos. Todo con la finalidad de que no generen antigüedad y estas escuelas no paguen derechos laborales como vacaciones y jubilaciones, entre otras.No importa si la escuela es renombrada, sucede lo mismo. Es el calvario de los maestros que dan clases en instituciones de educación superior privadas. Estos maestros -quienes en su mayoría son contratados por honorarios- sufren de incertidumbre laboral, pues además de no generar antigüedad en su trabajo, estos profesionales de la educación no cuentan con las prestaciones de ley, es decir, no tienen acceso a seguridad social, vacaciones, utilidades, ni a créditos para financiar una vivienda. “Si (las universidades privadas) están viendo por el desarrollo de los alumnos, deberían ser congruentes con el desarrollo profesional y personal de sus profesores”, manifestó una profesora que pidió el anonimato y que da clases en Tec Milenio, escuela que es parte del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM). “En la Anáhuac sí lo hacen, al principio del semestre te hacen firmar tu contrato, cuando vas por tu primer cheque… te hacen firmar que esa no es tu principal fuente de ingresos, sino que tú tienes otros ingresos, entonces en otro lugar te deben de dar el seguro social”, señaló otro docente, quien ha impartido por más de cinco años clases en la casa de estudios ligada a los Legionarios de Cristo. “Así pasa aquí cada cuatro meses”, compartió también un profesor de la Universidad del Valle de México (UVM), quien reconoció que la finalidad de estas instituciones educativas al no contratar de planta a sus maestros es negarles su derecho a antigüedad. Todos los maestros consultados lamentaron esta situación, pues la regulación empresarial y laboral tendría que generar desarrollo no sólo para las compañías que lucran con la educación, sino también para la gente que les ayuda a que su negocio siga funcionando. En este proceso de inestabilidad laboral, las evaluaciones juegan un papel fundamental para que los maestros de estas universidades privadas vuelvan a ser contratados.

Pronto se estrenará el documental que presentará imágenes y reflexiones sobre la calidad del sistema de educación en México, pública y privada:

La película producida por la asociación civil Mexicanos Primero, titulada De panzazo, podría perjudicar a los candidatos del Partido Nueva Alianza (Panal). A casi un mes del estreno nacional del documental dirigido por Juan Carlos Rulfo y Carlos Loret de Mola, el director general de Mexicanos Primero, David Calderón, aceptó que se corre el riesgo de que la cinta sea una herramienta política que le reste votos al partido fundado por Elba Esther Gordillo, presidenta vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Sobre todo, ante la reciente ruptura de la coalición PRI-Panal y debido a que la lideresa magisterial, dijo, hace declaraciones irónicas en la película sobre las debilidades de los docentes y del dinero que recibe el sindicato, “sí existe un riesgo de influir en la decisión del voto de quienes la vean”. Informó que la película se exhibirá en cines del país a partir del 24 de febrero. El objetivo del documental es revelar las enfermedades que sufre el sistema educativo mexicano. Calderón aclaró que el documental no busca perjudicar ni culpar al SNTE ni a la SEP ni a los partidos políticos ni, mucho menos, a los maestros, sino que el propósito es exhibir la situación que viven a diario los alumnos de educación básica, para que los mexicanos tomen conciencia de estos problemas y cumplan con lo que les corresponde. Se distribuirán 200 copias en los cines del país para el estreno y planean hacer descuentos a maestros de educación básica, además de realizar exhibiciones en escuelas y facultades de la UNAM y del IPN. También tienen programado entregar unas tarjetas para que la gente tome conciencia y empiece a involucrarse en la mejora del sistema educativo nacional, mediante diferentes modalidades. La tarjeta tiene tres partes: una para sumar exigencias a las autoridades educativas, como tener listo el padrón nacional de maestros, evaluar a los profesores, garantizar el bachillerato a los jóvenes y acabar con la venta de plazas. La segunda parte de la tarjeta es para pedir en la escuela que mejore la manera de enseñar, que no se pierdan las clases y que los maestros no falten a la escuela; la tercera, para recordar que los ciudadanos y padres de familia también deben participar en la educación de los niños y no dejarle toda la tarea a los docentes, que deben leer con sus hijos, colaborar en acciones de mejoras del plantel y conocer a los profesores de sus hijos.

El documental ya causa ronchas en algunos sectores:

El documental De panzazo, que muestra la situación de la educación en México, ha causado reacciones negativas entre miembros del Sindicato y la Coodinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que manejan a la misma. Carlos Loret de Mola reveló que ya existen presiones por parte de ambas, incluso hacia maestros que participaron activamente en el largometraje. “Ha habido presiones, pero no censura. Esto forma parte de lo que esperábamos”, señaló. “Varios dirigentes de sección del Sindicato y alguno de la Coordinadora, sin ver la película, la atacan en foros diciendo que el objetivo es privatizar la educación, cuando no es así, pero forma parte del golpeteo (de ellos)”. El conductor de Primero Noticias destacó que a un profesor de nombre Arturo, y quien aparece en el documental, le han llovido amenazas de despido por haber participado. “Vamos a estar muy al pendiente de ese caso”, dijo el periodista. En el documental se ve, entre otras cosas, a una maestra amenazando a sus alumnos de que aún con la presencia de sus padres les va a ir mal; una mamá que lava coches para poder mandar a su hijo al colegio; una telesecundaria que no tiene luz y alumnos en Ciudad Juárez que realmente desean superarse. También cuenta con cifras oficiales: de cada 100 alumnos que entran a primaria, sólo 64 la terminan; el promedio de estudios es de 8.6 años, contra los 12 que tiene Corea del Sur y los casi 14 de Noruega. “Cuando me hablaron del proyecto y me mostraron todas esas cifras que deprimen, mi propuesta fue acercar a la gente”, recordó Rulfo, egresado del CCC. “La idea fue encontrar una serie de personajes iconográficos, fue importante la labor de los chavos que tomaron la cámara y nos dieron su visión de lo que pasaba en su escuela”, añadió el realizador. Y ante una posible polémica, Daniela Alatorre, productora responsable, precisó que todas las personas mostradas en el documental dieron su permiso por escrito. “Nunca nos escondimos o engañamos a nadie, se decía lo que íbamos a hacer y nos daban hasta un tiempo limitado para conseguirlo”.

¿Qué tipo de educación quieres para tus hij@s, sobrin@s o niet@s? ¿Todavía piensas que cambiando de presidente o de partido político el sistema educativo va a mejorar?