lunes, marzo 05, 2012

el lento regreso a clases en la Escuela Normal de Ayotzinapa

Muy lentamente se reinician las clases en la Escuela Normal de Ayotzinapa en Gerrero:

Sólo 15 de 55 maestros se presentaron a laborar en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, y el resto no concurrió, con el argumento de que realizarían una asamblea sindical, informó el dirigente estudiantil Pablo Juárez Cruz. Aseguró que los pocos profesores que estuvieron en clases sólo estuvieron 20 minutos en el aula y de inmediato se fueron, y de tarea nos dejaron (a los de tercer grado) leer la página 11 del libro de geografía y hacer un resumen. El conflicto no está resuelto. También acusaron al subsecretario de Educación Superior, de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), Marcial Rodríguez Saldaña, de asumirse como intermediario y de emitir declaraciones irresponsables sobre la presunta culminación del conflicto. Para nosotros la única instancia que reconocemos es la Comisión Civil, integrada por destacados académicos e intelectuales encabezados por el antropólogo Gilberto López y Rivas, que están gestionando para hablar con el gobierno estatal.

La comisión civil inicia sus actividades:

La Comisión Civil de Interlocución, integrada para dar seguimiento al conflicto de Ayotzinapa, será recibidaen la residencia oficial Casa Guerrero, por el gobernador Ángel Aguirre Rivero. Luego de haberse reunido en la Ciudad de México con representantes del gobierno de Guerrero, los integrantes de la Comisión Civil, propuesta por alumnos de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, externaron su voluntad de ser imparciales en el diálogo.

Mientras tanto, el rector de la UAG tiene que resolver primero problemas en su universidad:

Integrantes del Sindicato de Trabajadores Administrativos y de Intendencia al Servicio de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) ocuparon 12 horas la coordinación de la casa de estudios en la zona sur de estado, con sede en Acapulco, para exigir a las autoridades universitarias reconocimiento de la antigüedad ante el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, eliminar el tope laboral de 35 años, contratación de trabajadores para suplir a jubilados y fallecidos, recategorizaciones e incremento del aguinaldo a 90 días, entre otras demandas.

El conflicto en la Normal también tiene que ver con asuntos sindicales:

La delegación sindical de la Normal Rural de Ayotzinapa, afiliada a la sección 14 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), acusó a la administración estatal que encabeza el gobernador Ángel Aguirre Rivero de obligar a Eugenio Hernández García a presentar su renuncia como director del plantel. El profesor Felipe Castañeda Tovar, de la delegación sindical, aseguró que un funcionario cercano a Ángel Aguirre llegó al domicilio del aún director Eugenio Hernández y se lo llevó a Casa Guerrero, residencia oficial del gobierno estatal. Sostuvo que una vez en Casa Guerrero, Hernández García se entrevistó con el secretario general de Gobierno, Humberto Salgado Gómez, y la titular de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), Silvia Romero Suárez, quienes presionaron al director para que renunciara a su cargo. Le ofrecieron ser funcionario y dinero, pero no aceptó, lo que significa que el gobierno estatal privilegia lo político sobre lo académico, afirmó Felipe Castañeda.

Mientras tanto, servidores de la PGJ del Guerrero fueron despedidos:

Siete servidores de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero fueron despedidos por estar presuntamente involucrados con los casos de homicidio de estudiantes de la Normal Tural de Ayotzinapa, informó el encargado de despacho, Juan Manuel Herrera Campos. El funcionario estatal no refirió las causas de la destitución de los funcionarios, solo que la información fluirá hasta que se individualicen las responsabilidades 'por el momento no puedo decir nada más'.

Después de varios meses, se reinician las clases:

Por primera vez en tres meses, estudiantes y maestros de la Normal Rural de Ayotzinapa Isidro Burgos vivieron una jornada académica sin problemas, luego de que el director externo, Humberto Santos Bautista quedó instalado formalmente al mando del plantel. La planta docente aceptó ingresar a impartir cátedra sin condicionamientos, luego de que una comisión de funcionarios de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) acudió a entregar la oficina del director. Santos aseguró que hay el compromiso por parte de los maestros y estudiantes para fortalecer el trabajo en aula. La pérdida de clases durante tres meses y ocho días en la normal generará un impacto negativo en la evaluación nacional, para asignación de plazas para el caso de los grupos de cuarto grado. El representante de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el estado, César Quevedo Inzunza, afirmó que sin duda el paro laboral sí representa una afectación seria para el plan de estudios, pero los más afectados son los que egresan en este ciclo escolar y quienes concursarán para alcanzar una plaza de docente. Los resultados dependerán del plan que estudiantes y maestros establezcan para la recuperación de clases; si los sábados, domingos y días inhábiles o temporada vacacional trabajan horas extra, se logrará terminar con éxito los contenidos programáticos establecidos en el ámbito nacional, especialmente para los cuartos años.

Mientras tanto, esperamos que se finquen responsabilidades de las autoridades que permitieron los disparos contra los estudiantes.