domingo, abril 22, 2012

¿Cómo resolver los problemas de las escuelas normales? ¿Cómo mejorar la formación de los docentes de educación básica?

Desde hace 40 años el sistema escolar mexicano manifiesta grandes debilidades. Una vez agotado el tema de la cobertura; buena parte del siglo XX el Estado mexicano la pasó tratando de construir escuelas públicas, y más que formando profesionalmente a docentes, habilitando a cualquier persona con algunos grados más de escolarización como maestro de escuela de educación básica. Pero cuando se alcanzó un buen porcentaje de cobertura se pudo apreciar que la escuela mexicana no tenía muy buena calidad..... y no se hizo gran cosa. Para finales del siglo XXI, cuando es el conocimiento la nueva fuente de la riqueza, las escuelas mexicanas permanecen estancadas y siendo fuertemente criticadas por toda la sociedad mexicana. Los políticos, las autoridades educativas, los expertos, los empresarios, las familias, los propios docentes miran con tristeza la baja calidad. El gran problema es que se sigue pensando con las mismas ideas: que el asunto depende del gobierno en turno (que han sido muy distintos en sus enfoques desde hace 40 años) o que el problema son los docentes (que se pretende capacitar, recapacitar, ultracapacitar, recontracapacitar). Nadie cuestiona el diseño disfuncional de las escuelas de educación básica. Casi ningún argumento del diseño escolar se puede defender con el conocimiento actual de la psicología, la didáctica, la política educativa, la pedagogía. Pero, se sigue defendiendo el diseño actual. Por ejemplo, gran parte de los expertos insisten que la baja calidad es porque los gobiernos federales tratan de desmantelar la escuela pública...

Nunca antes, en el proceso de desmantelamiento del Estado social, la educación pública enfrentó un embate tan abierto y sistemático para concretar su privatización, afirmó César Navarro Gallegos, coordinador del libro El secuestro de la educación. En una década de gobiernos panistas se profundizó una debacle educativa que se inició desde las administraciones del PRI, y que hoy está directamente ligada a una lucha contra la educación laica y científica. Todo está planeado para crear un sistema educativo que haga prescindibles a millones de niños y jóvenes, a través de mecanismos diseñados para evaluar, eliminar y excluir. Se pactó el secuestro de la educación pública en complicidad con el gobierno federal, pero también con el apoyo del sector más conservador de los empresarios. Hoy se considera a la educación como otro bien público que hay que desmantelar. De ahí la insistencia en acabar con las escuelas normales y los mecanismos de formación de maestros ligados a sus comunidades. De aquellos que buscan instruir no sólo en contenidos, sino en conocimientos que permitan establecer las bases de un pensamiento crítico. Actualmente prevalece un discurso retórico y muchas veces demagógico, usado por las administraciones panistas para imponer nociones muy limitadas de lo que es calidad, evaluación y competencias. Se copian modelos pedagógicos ajenos a la realidad mexicana, en una suerte de colonialismo educativo, con el que se ha logrado imponer los programas académicos más empobrecidos.

Al mismo tiempo, existe la necesidad de "modernizar" a las escuelas normales. Sin aceptar, que las escuelas normales son más bien el ejemplo claro de lo que fue la modernización de México. En realidad, lo que se necesita es diseñar nuevos centros de formación profesional de docentes de educación básica, tener instituciones de educación superior con el objetivo de desarrollar una serie de habilidades y capacidades profesionales que se necesitan para ayudar a los estudiantes mexicanos a aprender. El problema de "modernizar" la educación es que se siguen viejos preceptos modernos: escuelas iguales en todos lados, planes y programas educativos iguales, fechas de entrada y salida iguales, programas limitados y casi dependiendo de un "libro de texto obligatorio", la idea de que se educa en un salón de clases, etc. Todo el mal diseño de una escuela del siglo XX:

En el marco de la Reforma Integral de la Educación Básica (RIEB) las escuelas Normales tienen el deber de modernizarse para poder responder a las necesidades del sistema educativo de nuestro país, coincidieron normalistas y miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). La especialista en formación docente, Guadalupe Albores, expresó la necesidad de regular el acceso de los maestros que forman a los profesores de educación básica en nuestro país, así como identificar los saberes que los formadores de docentes tienen al momento de ingresar a impartir clases a las escuelas Normales. Albores señaló que se debe establecer un sistema de evaluación para los profesores que están formando actualmente a los maestros que en el futuro se incorporarán a preescolar, primaria y secundaria. Por su parte, Jaime León Navarrete, secretario general de la Sección 10 del gremio magisterial, aseguró que las escuelas Normales constituyen una parte fundamental de la educación en México, en este sentido, la posición del SNTE, dijo, es fortalecer al normalismo mexicano.

La parte más interesante de análisis la constituyen la postura de los estudiantes de las escuelas normales. Pero hay poca investigación, y si existe no se difunde (un uso y costumbre del sistema educativo mexicano). Por lo tanto, son los medios de comunicación la principal fuente del imaginario colectivo. Y uno de los problemas es que los medios mexicanos no se distinguen por hacer análisis periodísticos de fondo, ni investigación documental. Los hechos acontecidos en Michoacán nos muestran el afán modernizador de los estudiantes. Los estudiantes se encuentran muy conformes con el discurso moderno y esperan se cumplan unas expectativas muy modernas.


Estudiantes de las escuelas normales cerraron casetas de carreteras y retuvieron autobuses. Su demanda: plazas automáticas. 


Estudiantes de las ocho normales de Michoacán tomaron casetas de cobro en las autopistas Occidente y Siglo 21, y retuvieron vehículos de diversas empresas en Tiripetío, Morelia, para demandar audiencia con el gobernador Fausto Vallejo Figueroa, la publicación de la convocatoria para alumnos de primer ingreso, así como acceso automático a plazas de maestros. Los manifestantes se oponen a que el gobierno estatal reduzca matrícula y presupuesto a las escuelas normales.

Como resultado, por varios días se suspendieron las corridas de autobuses:

El secretario general de la Federación de Sindicatos del Transporte, Industria y Comercio en General en Michoacán, Rafael García Trejo, informó que fueron suspendidas las corridas de 10 líneas de autobuses, debido a la inseguridad generada por estudiantes normalistas que han “secuestrado unidades con todo y choferes”. García Trejo dio a conocer, en conferencia de prensa, que las empresas Enlaces Terrestres Nacionales (ETN), Parhikuni, Purépechas, la Línea de Occidente, Flecha Amarilla y sus filiales suspendieron sus salidas y llegadas a la Central de Autobuses de Morelia. La medida representa más de 100 movimientos de entradas y salidas de la entidad a puntos como el Distrito Federal, Guadalajara, Colima, Guanajuato, y a nivel interestatal hacia 12 municipios y sus puntos interestatales, explicó. Uruapan, Apatzingán, Lázaro Cárdenas, Zihuatanejo, Guerrero, Zitácuaro, Maravatío, Ciudad Hidalgo, Huetamo, Zacapu, Zamora, Jiquilpan y zonas intermedias son los más afectados. En los últimos meses se ha reportado que los normalistas “roban” camiones que posteriormente utilizan para trasladarse a lugares como Morelia, Lázaro Cárdenas y otros puntos de la entidad argumentando que no cuentan con recursos suficientes para pagar pasajes a distintos lugares, donde dicen tienen que ir de “prácticas profesionales” o bien de “campamento”.

La policía estatal rodea la escuela normal y los estudiantes se preparan para una "toma" de la escuela. Asunto poco probable debido a los acontecimientos ocurridos en Guerrero:

En la Normal Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío, los alumnos se pertrecharon ante una eventual intervención de la policía. Un helicóptero de la Policía Ministerial realiza sobrevuelos en el plantel, ubicado a 30 kilómetros de Morelia. Los escolapios formaron barricadas en los cuatro frentes del complejo educativo las mayoría portan palos y se preparan ante lo que ellos llaman “un inminente desalojo”. Policías federales y estatales realizan recorridos en el libramiento de Tiripetío. Bomberos y socorristas fueron instalados a dos kilómetros de la Normal Rural, en espera de instrucciones. En este poblado rural, perteneciente al municipio de Morelia existe tensión, los maestros llamaron a padres de familia para que se llevaran a sus hijos y los resguardaran ante la posibilidad de la intervención policial y un enfrentamiento los normalistas.

Y el discurso de los estudiantes resulta bastante moderno... en nombre de la libertad colocan una pipa de diesel en la entrada de la escuela:

Policías estatales y federales permanecieron en la periferia de la Normal Rural Vasco de Quiroga, a 20 kilómetros de la capital del estado, en espera de la orden para ingresar al plantel y recuperar los 23 autobuses que retuvieron los estudiantes. Al menos 300 alumnos colocaron una pipa de diesel de 20 mil litros a la entrada de la institución y debajo de los autobuses retenidos pusieron colchones rociados de gasolina para incendiarlos si entran los uniformados.Los normalistas demandan asignación automática de plazas a los egresados de las ocho escuelas de la entidad, incremento al monto de las becas y de la matrícula, que es mayor de 650 alumnos sólo en Tiripetío.

El gobernador del estado también insistía en usar estrategias modernas, suplicando a que fuera el gobierno federal resolver un problema que desde 1992 es un asunto estatal. La SEP tiene que deslindarse de la actuación estatal;

Ante el problema en la normal de Tiripetío, Michoacán, la Secretaría de Educación Pública no puede decidir cómo resolver el problema, pues eso le compete estrictamente al gobierno de la entidad, por lo que la dependencia será respetuosa de lo que decida la autoridad estatal, aseguró el subsecretario Rodolfo Tuirán.  Aclaró que la SEP no puede meter las manos en el conflicto, porque la ley general de educación se lo impide. Sin embargo, añadió que como dependencia federal dará seguimiento a la situación crítica que vive el estado por el asunto de los normalistas.

Mientras tanto:

Mil corridas de la Terminal de Autobuses de Morelia se han suspendido por el paro de labores de transportistas, en protesta por el secuestro de unidades por parte de estudiantes de la Normal Vasco de Quiroga de Tiripetío. Y representantes de gobierno y de los normalistas mantenían negociaciones. Antes de las conversaciones, Jesús Reyna García, secretario de Gobierno, indicó que a pesar del operativo implementado en diversas carreteras para evitar el rapto de autobuses, los transportistas se niegan a restablecer sus viajes. “No quieren circular más por las carreteras de Michoacán con la inseguridad de que en cualquier lugar y en cualquier momento se secuestre la unidad y se lleven a su conductor.” Se estima que cerca de 30 mil pasajeros son los afectados a consecuencia de la suspensión de corridas de autobuses foráneos.


Al final, los estudiantes lograron con medios modernos, una respuesta moderna: seguirán las plazas automáticas.....  es decir continúan los modernos mecanismos que parecen poco adecuados para mejorar la calidad. Pero quién sabe, a lo mejor en los próximos 3 años Michoacán será un estado bandera de la buena calidad en educación básica:

Con la finalidad de que el conflicto con los normalistas de Tiripetío llegue a su fin, el gobierno de Michoacán realizó ayer una serie de ofrecimientos a los estudiantes, como el otorgamiento de plazas automáticas a todos los egresados de la generación 2012. El secretario de Gobierno, Jesús Reyna García, afirmó que la administración estatal está dispuesta a respetar la matrícula establecida desde hace 10 años y no se procederá al cierre de la institución. Asimismo, comprometió que la convocatoria de ingreso para el siguiente ciclo escolar se lanzará en tiempo y forma. El funcionario dijo que los ofrecimientos a los normalistas se hacen a través de los medios de comunicación, al no existir una mesa de negociación establecida. Reiteró que el único medio de comunicación con los estudiantes ha sido vía telefónica, y aseguró que aunque se han agotado los recursos para abrir la negociación, los jóvenes se han negado. En este sentido, Reyna García descartó un diálogo directo entre estudiantes y el gobernador, Fausto Vallejo, pues afirmó que un encuentro de este tipo no puede ser resultado del chantaje.

Claro que el compromiso es solamente por el 2012.... y solamente es cuestión de tiempo para que en el 2013 se organicen nuevas protestas para lograr más plazas automáticas:

El gobierno del estado se comprometió a otorgar 950 plazas de trabajo a los egresados de las ocho escuelas normales del estado durante 2012, a publicar la convocatoria para los alumnos de nuevo ingreso y mantener la misma matrícula en cada plantel, luego de lo cual los alumnos de la Normal de Tiripetío liberaron los 28 autobuses que mantenían retenidos. El secretario de Gobierno, Jesús Reyna García, se encargó de entregar a los alumnos una carta compromiso firmada. El gobernador Fausto Vallejo Figueroa manifestó que las 950 plazas que se podrán otorgar este año a los egresados de las ocho normales del estado será sólo por esta ocasión, porque el gobierno del estado no puede prometer cosas que no podrá cumplir en los hechos, sobre todo ahora que atraviesa por una severa crisis financiera.

¿Qué propone el reciente gobierno estatal? ¿Seguir nadando de muertito como se ha hecho en los últimos 40 años? ¿Seguir trabajando de manera independiente de la federación, sin acceder a recursos federales? ¿Plantear una alternativa a las evaluaciones universales? ¿No evaluar su sistema educativo? ¿Cómo regular la matrícula escolar? Gracias a la guerra contra el narcotráfico se requieren cada día menos escuelas y docentes.

El conflicto en la Escuela Normal Rural de Tiripetío, Michoacán, da pie a que la Secretaría de Educación del Estado (SEE) haga una “profunda” revisión de las siete escuelas normales que hay en la entidad, a fin de “limpiar la casa”, aseguró la titular de la dependencia, María Teresa Herrera Guido. También afirma que “en el mejor de los casos, las escuelas normalistas se han desvinculado con su entorno social y educativo para convertirse en lugares donde nadie tiene el control y es fácil la penetración de fuerzas políticas y de otros intereses”. Herrera Guido tomó el mando de la SEE junto con el nuevo gobierno del PRI el pasado 14 de febrero y desde que llegó a su cargo se ha propuesto visitar al menos una escuela cada día, antes de llegar a su oficina. Incluso, la agudización del conflicto con la Escuela Normal de Tiripetío fue después de que en los últimos días de febrero llegó sin previo aviso a visitar el plantel, hecho que disgustó al director y a algunos alumnos. Posterior a ese episodio se desencadenaron las protestas, con el consecuente secuestro de autobuses y conductores que llevó a los transportistas a paralizar labores en la central camionera de Morelia por tres días consecutivos, en un hecho inédito. Herrera Guido fue “vetada” de las negociaciones desde el principio por los alumnos de la normal, que adujeron que esta visita no fue bien vista en razón de que es un albergue de varones en donde los alumnos, comen, duermen y estudian y por tanto “fue una invasión a su intimidad”. La funcionaria dijo que en la gestión de este gobierno que es de menos de cuatro años, “se abrirán foros para revisar la educación normal en el estado, a fin de reordenar recursos, eficientarlos y emprender nueva cultura”. “Para nadie es un secreto que en la SEE y en las escuelas normales hay desvío de recursos [...] tenemos que ver de qué tamaño es el problema porque por un lado faltan docentes en la zona rurales y por otro hay saturación en las ciudades”. Señaló que por el comportamiento de la pirámide poblacional cada vez habrá una disminución de demanda de docentes.

Como efecto del problema en Guerrero y Michoacán, en Guanajuato si se propone cerrar las escuelas normales del estado, tanto privadas como oficiales..... hasta el momento no hay estudiantes en las carreteras. ni marchas o grandes desplegados sobre el tema:

El secretario de Educación en Guanajuato (SEG), Alberto Diosdado, propuso al Congreso del estado desaparecer las escuelas normales privadas y oficiales de la entidad. El funcionario propuso la creación de una facultad de ciencias de la educación que remplace a las normales. Las escuelas del estado necesitan docentes bilingües y que manejen las tecnologías de la comunicación, perfil que no tienen las 26 normales privadas y públicas de Guanajuato. En una reunión con diputados locales, como parte del análisis del último informe de gobierno de Juan Manuel Oliva Ramírez, el secretario de Educación, Alberto Diosdado, adelantó que el estado propone desaparecer las normales oficiales y privadas para mejorar el perfil de los maestros.


¿Hay alguna pista para mejorar la formación de los docentes de educación básica? Mientras permanezca el diseño actual de las escuelas se ve difícil. Se puede mejorar a las escuelas normales de muchas formas, pero ese mejoramiento no necesariamente se observará en las escuelas que siguen privilegiando el moderno desencanto del aprendizaje, clasificando a los estudiantes por grupo, siguiendo día a día el libro de texto único y universal.... para un país multicultural, grande y con 110 millones de personas.