jueves, abril 26, 2012

los docentes de educación básica en Guerrero siguen protestando

Además de los problemas derivados de las protestas de los estudiantes normalistas, el sistema de educación básica sigue presentando conflictos, recurrentes. Estos conflictos son cíclicos como el regreso de la primavera o la época de sequía. Autoridades eclesiásticas dan sermones a los docentes:

El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, convocó a los profesores a resolver sus problemas fuera de los tiempos de clase, pues subrayó que los paros laborales únicamente afectan a los alumnos. Más de 600 docentes de 16 secundarias técnicas suspendieron labores y dejaron sin clases a alrededor de 7 mil alumnos, para exigir al gobierno estatal el pago de horas acumuladas de trabajo, en algunos casos desde hace más de ocho años. Por separado, unos 300 maestros pararon actividades en 20 planteles de prescolar y primaria, en las comunidades de El Coloso y Llano Largo, para exigir mayor seguridad, lo cual afecta a 6 mil alumnos.

Unos protestan por plazas:

Unos 50 maestros egresados de seis normales públicas de Guerrero bloquearon calles aledañas a la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG) para exigir que se otorguen 80 plazas a mentores que aprobaron el examen nacional implementado por la Secretaría de Educación Pública (SEP). En respuesta, el gobernador Ángel Aguirre Rivero manifestó en entrevista que no hay recursos para nuevas plazas y tan sólo en el sector educativo tenemos un déficit de más de 7 mil millones de pesos. Uno de los inconformes, entrevistado durante el bloqueo, señaló que su gremio ha pedido las plazas desde septiembre pasado, y reclamó a Ángel Aguirre que en su campaña dijo que apoyaría a los estudiantes, pero ahorita se está viendo que está apoyando con matar a los normalistas (de Ayotzinapa). Recordó que los inconformes participaron en el examen convocado por la SEP: nosotros pasamos el examen y no es posible que se nos margine; nos ganamos nuestro lugar a ley; aquí están egresados de las normales públicas de Arcelia, las tres de Chilpancingo, una de Acapulco, y otra de Iguala, si no hay respuesta vamos a radicalizar nuestra lucha. Por su parte, Aguirre Rivero dijo desear que tuviéramos más plazas para atender estos reclamos, pero lamentablemente no las hay; sin embargo, anunció que esta semana se entrevistará con el encargado de despacho de la SEP, Rodolfo Tuirán, para plantearle que nos ayude, porque no habíamos tenido comunicación, y hubo sensibilidad de parte de él, tomando en cuenta que la Federación hizo un recorte de 500 millones de pesos.

Otros, en contra de la evaluación a docentes. Parece que en los contratos colectivos de los docentes de educación básica existe una cláusula que afirma que no se puede evaluar su trabajo. También están en contra de un pacto social para erradicar el analfabetismo (sic):

Dos mil maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) llevan a cabo un bloqueo sobre la Autopista del Sol, a la altura de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en protesta contra la evaluación universal y el Pacto Social por la Educación. Momentos antes, los docentes marcharon de algunas calles céntricas de la ciudad con dirección norte-sur hacia la autopista, donde finalmente instalaron un bloqueo que continuará hasta que las autoridades de la entidad determinen la cancelación del pacto. Gonzalo Juárez Ocampo, líder estatal de la CETEG informó que se trata de una movilización general, cuyo punto central es la evaluación universal que pretende llevar a cabo la Secretaría de Educación Pública, para calificar el desempeño del magisterio, lo cual consideró una forma de violentar los derechos laborales del docente. Los inconformes solicitan al gobierno de Guerrero la cancelación inmediata del Pacto Social por la Educación, firmado hace algunas semanas por el gobernador Ángel Aguirre Rivero con dependencias locales y federales, que tiene como finalidad abatir el analfabetismo en la entidad. La movilización de los docentes afecta a por lo menos 400 mil estudiantes de educación básica, porque según los docentes, en esta participan por lo menos 25 mil integrantes del magisterio disidente. La protesta continuará de manera permanente, de no llegar a acuerdos favorables con las autoridades locales y federales.

Ya veremos cómo terminan estas protestas. El final de la protesta estudiantil fue terrible.