domingo, abril 29, 2012

continúan las protestas sección 22 del SNTE en Oaxaca

Gobiernos estatales van, gobiernos estatales vienen, y como las olas del mar, las protestas de los docentes de educación básica son recurrentes, persistentes. Parece que el diseño actual de las relaciones entre el sindicato de docentes y los gobiernos no funciona para mejorar la calidad educativa. Tampoco funciona para evitar marchas y paros. ¿No es un buen momento para cambiar las creencias del viejo régimen y cambiar las reglas del juego? Mientras tanto, nuevas protestas, viejas prácticas de presión, de uno y otro bando:

Un grupo de profesores de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) realizaron el cierre de calles y la toma de autobuses para exigir la liberación de sueldos retenidos. Los educadores recriminan al gobierno de Gabino Cué, que los dejó sin dinero en sus vacaciones. Los mentores le demandaron al titular del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca EEPO, Bernardo Vázquez Colmenares, dar la cara para responder por los retrasos en los pagos. Admitieron que los cobros están detenidos en la dirección de informática y pagaduría, los responsables de las áreas aceptan que no pueden expedir los documentos mientras no se autoricen los fondos. “Existen los cheques pero no tienen dinero”, les explicaron. Vladimir Cruz Luis, representante de los profesores, señaló que desde el viernes 30 del mes de marzo, el IEEPO quedó formalmente en cubrir los pagos, pero no fue así, los maestros tuvieron que regresar a su lugar de origen sin dinero. Los educadores refieren que los pagos son de 3 mil pesos en algunos casos, otros de 6 mil pesos, aunque hay varias quincenas acumuladas. Establecieron que son al menos 100 millones de pesos lo que el gobierno de Cué se niega a reponer a los inconformes, quienes amagaron con bloquear las carreteras rumbo a los principales destinos turísticos para obtener una respuesta a sus reclamos.

Poco después se anuncian nuevas estrategias para evitar estos conflictos:

Mientras padres de familia le piden al magisterio detener los paros de labores injustificados, el gobierno de Gabino Cué anunció que establecerá una estrategia para inhibir la suspensión injustificada de clases en las escuelas de Oaxaca por parte de profesores de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. El director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Bernardo Vázquez Colmenares, informó que se exhibirá en las páginas de Internet del gobierno del estado el cumplimiento al calendario escolar y los días que no han sido trabajados por los maestros como consecuencia de paros, marchas y plantones. El funcionario afirma exhibiendo los incumplimientos en que han incurrido los maestros a la opinión pública, se podría ejercer una presión social para obligarlos a los mentores a modificar sus esquemas y métodos de lucha históricos, ello en la víspera de la mesa de discusión del pliego petitorio que habrá de presentar el próximo 15 de mayo a las autoridades estatales y donde se anticipa la celebración de protestas sociales y suspensión de actividades escolares. Vásquez Colmenares afirmó que cada actor involucrado en el proceso educativo debe cumplir con una responsabilidad para lograr el cumplimiento de las expectativas sociales. Dijo que debe haber una participación coordinada de gobiernos municipales y padres de familia para llamar al orden a los profesores que no cumplen con su función en sus respectivos centros escolares.

Las nuevas estrategias no parecen ser muy efectivas:

La sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) suspendió clases en las más de 13 mil escuelas de la entidad, para realizar asambleas delegacionales de información y consulta, a fin de definir el pliego petitorio que presentarán a los gobiernos federal y estatal en mayo próximo. El secretario general de la gremial, Azael Santiago Chepi dijo que las asambleas delegacionales permitirán determinar las demandas educativas, de justicia, seguridad social, políticas y económicas.

Por cierto, ¿Alguien sabe si ha mejorado la calidad de la educación básica en el estado? ¿Qué están aprendiendo? Porque ni el gobierno ni el sindicato parecen estar al tanto de ese tema.