lunes, abril 16, 2012

los robots toman el espacio y el trabajo; pueden ser operados a través del cuerpo o de las señales cerebrales

Los robots comienzan a ser más comunes y poco a poco se insertan en la vida cotidiana. La escena de un robot dando la mano a un ser humano ya no es una ficción de película:

En la Estación Espacial Internacional se realizó el primer apretón de manos entre un robot y un ser humano en la órbita terrestre. Fue el encuentro del Robonauta 2 (R2) y del comandante de la EEI, Daniel Burbank, luego de que el androide llegara a la nave el año pasado. “Fue firme”, dijo Burbank sobre el saludo con su colega robótico. Los controladores en tierra del Robonauta 2 tuvieron que activar un software que le permite mover su muñeca, extender su mano derecha y articular sus dedos. Tras ese encuentro, el robot astronauta, con un lenguaje de señas preconfigurado, dijo: “Hola, mundo”. Esta fue la primera fase que envió a través de su cuenta de Twitter cuando llegó al espacio. La estancia en la estación de Robonauta 2 será permanente y con el paso del tiempo los ingenieros de la NASA van a mejorar sus funciones con el fin de que ayude a los astronautas en sus misiones. Mientras, en estos dos primero años, el robot realizará tareas como el mantenimiento. Después de que estén afinados sus sistemas, podrá realizar misiones más arriesgadas, como la exploración de zonas que resultan peligrosas para sus colegas humanos.

Otro se vuelve un experto copista:

El robot KR16, de fabricación alemana, concluyó hoy tras nueve meses de trabajo la tarea de transcribir la Biblia a pluma. El robot, instalado en un contenedor industrial de siete metros de largo a modo de escaparate, se ha consagrado durante las 24 horas del día a la labor de copiar el libro sagrado bajo la supervisión del equipo técnico y artístico formado por Matthias Gommel, Martina Haitz y Jan Zappe. La copia, que contiene unos cinco millones de letras y signos en más de dos mil páginas, será expuesta en 2013 en formato encuadernado como "Biblia de Tréveris" en el museo de la diócesis más antigua de Alemania. Estaba previsto que KR16 finalizara su tarea de transcribir la sagrada escritura a finales de marzo para coincidir con el inicio de la peregrinación a Tréveris. No obstante, el robot resultó ser más rápido, por lo que ahora deberá copiar nuevamente los cuatro evangelios. "Nuestro KR16 es un robot de serie, generalmente utilizado para el montaje de automóviles, que nosotros hemos adaptado para reproducir la caligrafía propia de las monjas de los conventos", explicó Gommel.

Y ya se puede manejar un robot que simule nuestros movimientos corporales y nos envíe señales:

Un robot capaz de imitar los gestos de un ser humano que lo controla a distancia a través de una técnica de “captura de movimientos”, que evoca la película Avatar, funciona con éxito en el laboratorio de realidad virtual de la Universidad de Keio.El operador del robot Telesar V es equipado con un casco, un traje y guantes especiales que le permiten no solamente accionar el androide sino también ver y escuchar las mismas cosas que la máquina. “Cuando me coloco los guantes y el casco dotado con una pantalla, veo mis manos substituidas por las del robot. Cuando muevo la cabeza, tengo una visión que corresponde a la del robot. Es una experiencia extraña y uno se pregunta si realmente se ha convertido en un robot”, explicó el investigador Sho Kamuro. Según el profesor Susumu Tachi, especialista en ingeniería y en realidad virtual de la Universidad Keio, el traje sensible vestido por el operador envía instrucciones detalladas al robot, que reproduce de inmediato cada movimiento del usuario. Al mismo tiempo, diversos sensores colocados en el androide transmiten informaciones que provocan sensaciones en el operador.

El mundo laboral será fuertemente transformado por la entrada de robots económicos y capaces de sustituir a las personas que realizan actividades repetitivas, simples, peligrosas o extenuantes. Lo que significará el despido de personas que no tengan una buena educación formal y extensa. Amazon ha comprado su propia fábrica de robots:

La firma de comercio electrónico Amazon.com Inc acordó comprar a Kiva Systems Inc por 775 millones de dólares en efectivo, un acuerdo que llevará más tecnología a su gigantesca red de depósitos. Kiva desarrolla robots que circulan alrededor de los depósitos, tomando y trasladando estantes y cajas llenas de productos. La tecnología ayuda a los minoristas a cumplir rápidamente con los pedidos en línea y con menor cantidad de trabajadores. Compañías como Gap Inc, Staples Inc y Crate & Barrel han utilizado esa tecnología. Amazon tradicionalmente ha utilizado mayor cantidad de empleados en sus depósitos. Sin embargo, los robots de Kiva han sido utilizados por otras compañías de comercio electrónico adquiridas por Amazon en los últimos años, como Quidsi y Zappos. "Esta en la forma de mejorar la eficiencia", dijo Scott Tilghman, un analista en Caris & Company. "Dada la escala de las operaciones de Amazon, tiene sentido el tener esta facilidad en la empresa".

El TEC crea su laboratorio de robótica:

El Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, puso en marcha el Laboratorio de Robótica del área Noreste y Centro de México, donde se diseñarán robots móviles terrestres, acuáticos y aéreos enfocados a la protección del ser humano en lugares de peligro. El laboratorio, que será dirigido por José Luis Gordillo, director del Doctorado en Tecnologías de Información y Comunicaciones, está estructurado por cuatro áreas: Robótica humanoide y de servicio; Robótica de campo y aeroespacial; Robótica de manipulación, y el área de MEMbots y BioMEMS (microrobots y microsensores). Una de sus metas es apoyar en la resolución de problemáticas nacionales relacionadas con las catástrofes, la salud y la seguridad pública”. En el Laboratorio participan 12 profesores del Campus Monterrey, 4 de otros campus, y 3 profesores externos, informó la institución educativa. Cuenta con 23 alumnos del Doctorado en Tecnologías de Información y Comunicaciones, cuatro alumnos del Doctorado en Ciencias de Ingeniería, y 10 alumnos de maestrías del Campus Monterrey, Y cuenta con la participación de alumnos de posgrado de otros campus y de grupos externos. Actualmente está equipado con 20 computadoras y tienen dos robots Khepera, un robot Nomad, dos robots humanoides Robo Nova, dos robots manipuladores para experimentación, y un vehículo autónomo Johnson Industries.

Un estudiante desarrolla un prototipo robótico que puede ser controlado con las señales cerebrales, un robot que puede ser útil para personas con alguna discapacidad física:

El alumno de la maestría en Ciencias de la Computación (MCC) y egresado de Ingeniería en Mecatrónica del Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara, Leonardo Ojeda Ruiz, desarrolló un prototipo que recibe las señales de la mente y las convierte en instrucciones para controlar un robot. El director de la Carrera de Mecatrónica en el Campus Guadalajara, Armando Román Flores, explicó que el nombre oficial del desarrollo de Ojeda Ruiz es “Sistema de Control Interpretando la actividad bioléctrica de las señales cerebrales para manipular un dispositivo mecatrónico”. Manifestó que comenzó el proyecto cuando estudiaba ingeniería en mecatrónica. “Inició con la idea de controlar algún tipo de dispositivo con la mente, se puso a investigar y encontró una interfaz, un sistema a través de una diadema que puede recibir señales del cerebro y de alguna manera, lo que hace es convertirlas en instrucciones”. Comentó que el prototipo se compone de una diadema inalámbrica que se coloca en la cabeza para que reciba las señales y las envíe de manera inalámbrica a una computadora que a su vez se comunica vía bluetooth con un robot. “Cuando la mente entra en estado de atención el robot se desplaza hacia adelante, en cambio si la persona se relaja, trata de poner su mente en blanco y entra en un estado de meditación, el robot se desplaza hacia atrás”, señaló. Añadió que un parpadeo detiene al robot, con tres parpadeos gira a la izquierda y con seis parpadeos gira a la derecha, “es importante señalar que los parpadeos involuntarios no funcionan, ya que la diadema detecta la señal que envía el usuario, de manera consciente para que el ojo se cierre”.  Puntualizó que al robot lo llama Neurobot, “su idea es continuar con la segunda etapa del proyecto, y aplicar este concepto para el control de una silla de ruedas, para que una persona que tenga movimientos limitados o que incluso sólo pueda mover la cabeza, pueda adquirir capacidad de movimiento al utilizar este dispositivo”.

Los del IPN no se quedan atrás:

Científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) crearon un robot móvil que es teleoperado mediante ondas cerebrales que son interpretadas mediante un casco especial que las traduce en movimientos, de tal manera que se desplaza en distintas direcciones y gira según el pensamiento del usuario. Se trata de un proyecto que se lleva a cabo en el Centro de Innovación y Desarrollo Tecnológico en Cómputo (Cidetec), coordinado por el doctor en Mecatrónica Gabriel Sepúlveda. El investigador explicó que, por su naturaleza, el invento puede aplicarse para mejorar la calidad de vida de personas parapléjicas e inclusive cuadrapléjicas, ya que es posible adaptarlo a sillas de ruedas y mediante las ondas cerebrales el usuario podrá desplazarse con sólo pensarlo. También comentó que se pueden adaptar brazos especiales al robot para hacer tareas sencillas que para una persona con discapacidad motriz tienen alto grado de complejidad.

¿Estás preparado para la siguente revolución laboral? ¿Piensas que tu sindicato podrá defender tu trabajo simple, repetitivo, peligroso o extenuante? ¿Estás pensando en que tus ideas serán útiles para que tu hij@, sobrin@ o niet@ para conseguir trabajo en el siglo XX?

Si tu trabajo puede ser sustituído por un robot ten la seguridad de que más temprano que tarde serás sustituído.