domingo, diciembre 05, 2010

el aprendizaje del autoritarismo en los festejos del bicenternario


En los festejos del bicentenario y del centenario, ¿Qué enseñan las autoridades educativas a los estudiantes de educación básica?

El autoritarismo; como uso y costumbre, las autoridades muestran su despotismo haciendo que las escuelas públicas lleven a sus estudiantes a asistir como borregos a escuchar discursos que no interesan a los niños y las niñas, bajo condiciones meterológicas inclementes, y permaneciendo horas parados o sentados en el suelo:


Durante más de cuatro horas en el patio de trabajo de la Secretaría de Educación Pública (SEP) los 500 niños de preescolar, primaria y secundaria, ganadores de los concursos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana, hicieron de todo: jugaron, cantaron, los maestros y padres de familia les improvisaron actividades, lo mismo que algo para cubrirse del frío y tratar de distraer el hambre, que para esperar la llegada del titular de la Secretaría, Alonso Lujambio Irazábal, pero al final destacaron los reclamos para el funcionario. La ceremonia de Premiación de los Concursos y Actividades Bicentenario se convirtió entonces para el funcionario del gobierno federal en espacio para los reclamos, así lo hizo Rafael Ochoa Guzmán, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la educación (SNTE) quien dijo que los niños ganadores de los concursos del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución se ganaron un lugar especial al haber puesto su entusiasmo y empeño por lograr un lugar en este festival de la poesía, el dibujo y el canto. Ochoa Guzmán dijo que pidió a los niños disculpas por el retraso de "horas" para el inicio de la ceremonia, "no se merecen eso quienes son triunfadores y quienes han participado en un año para venir a este festival cumbre". En su intervención el secretario intentó continuar con el entusiasmo de los niños, maestros y padres de familia, pero muchos estaban cansados, otros dormidos, algunos molestos e incluso unos lloraban por no haber ganado uno de los premios de cien, cincuenta y 25 mil pesos o una computadora.

No parece que haya un cambio cualitativo en el sistema educativo mexicano. Sigue vigente el autoritarismo virreynal. ¿Qué justificaciones tienen los directores de escuela que permiten que sus estudiantes pierdan el tiempo y además sean maltratados?