sábado, agosto 01, 2009

Vivir con el virus AH1N1, sin ciencia ni científicos

El virus AH1N1 prácticamente se ha establecido en el planeta, el intercambio global permite su cómodo viaje por las ciudades. Por el momento, se espera que la ciencia y la tecnología permitan que no se convierta en un grave problema sanitario. Claro que la ciencia y la tecnología será para quien pueda pagarla:

Casi 800 personas han muerto hasta ahora en el mundo a causa del virus de la gripe A que ya afecta a 160 países, confirmó hoy el portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Gregory Hartl. Hartl aseguró que los científicos de la OMS "no han observado por ahora ningún cambio en el comportamiento del virus" y que el principal problema que se presenta es su rápida propagación geográfica y, en ciertos países, su concentración en grupos específicos.

En el territorio mexicano, se pide a los santos que no aumente la fuerza del virus y cause más muertes. Debido a las débiles condiciones sanitarias y de infraestructura se anticipa que en el invierno se vuelvan a cerrar escuelas y se aislen a los ciudadanos. Cualquier parecido con las estrategias del medioevo es pura coincidencia:

El secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, admitió que en diciembre podría ser necesario volver a cerrar escuelas, municipios o quizás colonias, ante la amenaza de un rebrote de influenza. Aseguró que el aumento de casos por el virus A H1N1 en estados del sureste del país aún no significa que México esté enfrentando un rebrote. En este sentido, Córdova Villalobos señaló que se está trabajando con los gobiernos estatales para hacer frente a la segunda oleada del virus que se espera para el invierno.

El relajamiento, y en algunos casos la suspensión de medidas preventivas para combatir la influenza A/H1N1, propiciaron el rebrote de la enfermedad, especialmente en Yucatán y Chiapas, donde los casos de personas infectadas se incrementaron durante julio en la primera entidad de 860 a 2 mil 88 –además que el número de muertos ascendió de uno a 12 en menos de 30 días–, y en territorio chiapaneco, de mil 510 a 2 mil 694, lo que representó incrementos de 242 y 78 por ciento, respectivamente.

La Secretaría de Salud informó que el virus de influenza A/H1N1 avanza de manera preocupante en Tamaulipas, Colima e incluso en Guanajuato, por lo que se valora reactivar el plan de contingencia de distanciamiento social. En Tamaulipas, de acuerdo con la Ssa, el 18 de julio se tenían contabilizados 305 y hacia el 23 de julio, ya se registraban 416 casos confirmados con el virus, lo que significa que en tan sólo cinco días aumentó a 111 personas afectadas. En Colima y en Guanajuato, el número de contagios reportados no es tan acelerado; sin embargo, no se ha contenido la propagación y lo decesos también siguen al alza.

Mientras la OMS levantaba la voz para prepararse para lo peor... el gobierno federal congeló en cuentas bancarias el fondo para realizar investigación sobre enfermedades contagiosas.... supongo que tenía la idea de que cerca del trópico la gripe no es un problema de que preocuparse... Y ese dinero sigue en las cuentas bancarias. Como están las cosas ese fondo llegará a las grandes empresas farmacéuticas cuando los mexicanos comiencen a morir como moscas en el próximo invierno:

La probable responsabilidad de los funcionarios en cuestión se fundamentaría así: en junio de 2002 la Ley de Ciencia y Tecnología contempló canalizar recursos suficientes para investigación y articular esfuerzos con la comunidad científica para preparar al país ante brotes de enfermedades contagiosas que, según la Organización Mundial de la Salud, se presentarían en la primera década del siglo XXI. En 2004, el secretario de Salud, Julio Frenk, señaló que era la necesaria la creación de reservas de antivirales, y la compra de vacunas para el anunciado brote cíclico de enfermedades respiratorias. Y, con fundamento en el artículo 251 de la Ley del IMSS, se obligaba al instituto a promover y propiciar la investigación en salud y seguridad social.
Fue hasta el 15 de agosto de 2008 cuando finalmente se formalizó el contrato entre el fideicomitente, el IMSS, y la fiduciaria, que recayó en Banamex. Desde entonces el gobierno de Federal mantuvo intactos los recursos públicos en un fideicomiso administrado por un banco privado, el más favorecido por los gobiernos panistas, y del cual no se ha movido, hasta ahora, para impulsar y promover la investigación en el área de antivirales.

Ahora bien, tampoco tenemos el suficiente talento científico, como hace 100 años, seguimos dependiendo de la importación de ciencia y tecnología de los países desarrollados. Además el sistema científico copia mediocremente el sistema escalafonario del SNTE. Para llegar a tener acceso al financiamiento hay que tener la credencial de la tercera edad:

La distribución geográfica e institucional del capital humano capacitado y especializado –científicos del Sistema Nacional de Investigadores (SNI)–es altamente asimétrica, pues la gran mayoría de los investigadores se concentran en seis estados del país y cinco instituciones públicas de educación superior, reveló el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT).
El organismo, encabezado por Juan Pedro Laclette, informó que de los 14 mil 559 miembros del SNI hasta 2008, 40 por ciento (5 mil 827) se encuentra en el Distrito Federal, seis por ciento (880) en el estado de México, 5.2 (759) en Jalisco y Morelos, 3.7 (544) en Puebla y 3.5 por ciento (514) en Nuevo León. Otra disparidad es el número de plazas para mujeres dentro de la investigación mexicana, pues sólo 31.38 por ciento, es decir, 4 mil 707, de los miembros del SNI lo son, contra una gran mayoría masculina (9 mil 852). La edad del investigador mexicano promedio es de 40 a 49 años, donde se concentra casi 35 por ciento total (5 mil 116 integrantes), mientras la presencia de científicos jóvenes es prácticamente inexistente: sólo 18 hombres y 14 mujeres menores de 30 años tienen un grado en el SNI, esto es, 0.21 por ciento. Además, hay 3 mil 357 investigadores de 30 a 39 años, 4 mil 130 de entre 50 y 59 años, mil 451 de 60 a 69 años y 473 mayores de 70 años. Las universidades Nacional Autónoma de México, Autónoma Metropolitana, el Instituto Politécnico Nacional (IPN), el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN y la Universidad de Guadalajara, son las cinco instituciones de educación superior en las que se concentran la mayor cantidad de científicos de todas las áreas del conocimiento pertenecientes al SNI, con 3 mil 209, 799, 641, 603 y 535, respectivamente.

En donde se encuentran las jóvenes promesas, en trabajos del tercer mundo, como manejando un taxi y de agente de seguros, o en los laboratorios en el primer mundo:

La ciencia y la tecnología son atractivas para los jóvenes de la ciudad de México; se interesan en ellas, pero hay poco apoyo en la difusión y promoción de esas actividades. “Por eso los talentos se van”. Así lo expresaron la titular del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal (ICyTDF), Esther Orozco, y jóvenes que participan en la exposición temporal Interactuando con la ciencia, en el Centro Cultural Futurama de la delegación Gustavo A. Madero. “No hay institutos que se comprometan, por eso preferimos irnos a Europa, aquí carecemos de mucha tecnología”, se quejó Teresa Oliver, de 18 años. Karla Muñoz, estudiante de la carrera de Relaciones Comerciales, sabe que para un joven que desee dedicarse a la ciencia o a la tecnología es prácticamente imposible encontrar apoyos para ejecutar sus proyectos en el país, y por eso aprovechan las oportunidades que se les dan en otros países. Sin embargo, esa sería la última opción para ella. “Si nos vamos, no ayudamos al desarrollo del país ni de la ciudad”, reconoce. Esther Orozco, quien con el delegado en Gustavo A. Madero, Luis Meneses, inauguró ayer la exhibición, no ve mal la “fuga de cerebros”. “Mucha gente se va pero yo digo que con las condiciones como están, qué bueno que se vayan, que tengan la oportunidad en Estados Unidos o en Europa. Vivimos en un mundo globalizado; el que no sale no alcanza a ver el mundo y para que los jóvenes desarrollen su talento a plenitud necesitan ir a ver qué se está haciendo en otros lados”.

¿Y tú llevas alcohol en gel en el portafolio o bolsa?

2 comentarios:

pamela dijo...

El virus AH1N1 prácticamente se ha establecido en el planeta, el intercambio global permite su cómodo viaje por las ciudades. Por el momento, se espera que la ciencia y la tecnología permitan que no se convierta en un grave problema sanitario.
http://tbn0.google.com/images?q=tbn:Gg_czk8lCkeCoM:http://www.cybertour.cl/Actualizaciones-2009/MexicoLindo-y-Querido-030509/MexicoGripeAH1N1-06.jpg

ariel dijo...

no se cuenta con el suficiente talento científico, como hace 100 años, seguimos dependiendo de la importación de ciencia y tecnología de los países desarrollados. Además el sistema científico copia mediocremente el sistema escalafonario del SNTE.