lunes, octubre 29, 2007

Crisis, rezago y deserción en la educación en México

El sistema de educación pública en México tiene fuertes debilidades para eliminar el rezago educativo y especialmente para lograr la permanencia de los niños y niñas dentro del sistema escolarizado:

El director general del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) reconoció que en el país 1.2 millones de niños en edad de cursar la educación básica no asisten a la escuela, y de éstos, al menos 350 mil son migrantes.

En México la falta de estrategias para mantener a niños y jóvenes en el sistema educativo no ha funcionado como debiera, pues de cada 100 alumnos que entran a primaria sólo 14 terminan la licenciatura, además de que existen 12 millones de personas de entre seis y 12 años que no asisten a la escuela. En el estudio Retos educativos de la Secretaría de Educación Pública queda clara la crisis del sistema en materia de cobertura y acceso, pues entre la primaria y los estudios profesionales se “pierden” 86 por ciento de alumnos.

El subsecretario de Educación Básica admitió que existe una “crisis” y un “desastre” en la permanencia de alumnos en el sistema educativo.

Para hacer frente a graves problemas como el abandono escolar en México y el resto de los países latinoamericanos, es necesario romper la inercia de dar “peor y menos” enseñanza a los más pobres. Además, promover una política en que la igualdad trascienda la escuela y sea objetivo político-social, manifestaron expertos del Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE), de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

En la ciudad de México siete de cada 10 habitantes vive en situación de rezago muy alto, alto y medio en educación, salud, vivienda y bienes patrimoniales, concentrándose en las delegacionales Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Alvaro Obregón y Tlalpan, aunque para el Consejo Nacional para la Población (Conapo) “no existe marginación y pobreza”, eliminándonos de algunas partidas federales.

Setenta y cinco por ciento de los alumnos de escuelas primarias de Cancún asiste a clases sin probar alimento y casi 8 por ciento tiene problemas de ausentismo por enfermedades asociadas a la falta de higiene y mala alimentación, indica un estudio realizado por organizaciones no gubernamentales.

La secretaria de Educación Pública admite la crisis pero no deja de justificar la situación responsabilizando a las familias mexicanas:

La secretaria de Educación Pública, admitió que el abandono escolar en México continúa en aumento y dio a conocer que 5% de los niños de 12 años de edad en el país no acuden a la escuela. Entre las causas que atribuyó la funcionaria al aumento del abandono escolar dijo que están la drogadicción, los temas de salud, la depresión o autoestima de los estudiantes y violencia en torno a ellos y sus familias. Advierte que la responsabilidad no sólo corresponde al Estado o a un gobierno, es también “responsabilidad de las familias”, puesto que es ahí donde los niños y jóvenes enfrenta situaciones de maltrato, son obligados a prostituirse o los padres no los proveen de alimentación.