lunes, octubre 15, 2007

Paros y protestas en el sector educativo por modificaciones a las leyes de seguridad social

Profesores de Oaxaca, Chiapas y Jalisco se sumaron al quinto paro cívico convocado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en busca de abrogar la ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) amenazó con iniciar una jornada de “cacerolazos” contra las alzas de precios ocasionadas por el anunciado impuesto a la gasolina, y exigió la derogación de la nueva Ley del ISSSTE.

Profesores de la sección 22 del SNTE realizarón un paro de labores de 48 horas y bloquearon las instalaciones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Los maestros del CNTE denunciaron que recibir atención médica por haber sufrido un accidente, padecer una enfermedad crónica, requerir de ayuda sicológica o simplemente contraer gripe implica para miles de profesores “meses de espera, e incluso años”. Afirmaron que al acudir a los hospitales del ISSSTE se requiere tener “mucha paciencia, pues tan sólo obtener la cita con el médico familiar es una inversión de horas en la clínica, pero llegar con el especialista puede ser una carrera de obstáculos que dura años".