miércoles, octubre 31, 2007

Proponen cambios constitucionales en favor de los derechos humanos

Decenas de organizaciones de la sociedad civil y académicos presentaron ayer ante las comisiones de Derechos Humanos de las cámaras de Senadores y Diputados una propuesta de reforma constitucional en materia de garantías básicas, por la cual se reformarían 10 artículos de la Constitución con la finalidad de que se reconozcan los derechos fundamentales, se garantice que los tratados internacionales forman parte del orden jurídico mexicano y se reconozcan baluartes como el de libertad sexual, a una vida libre de violencia y prohibición de las agresiones sexuales. Además, en la propuesta de las organizaciones no gubernamentales (ONG) y académicos se considera que en la Constitución se deben establecer los derechos al agua, a la alimentación, a la salud, a la vivienda, al desarrollo, así como garantías de los niños, niñas y adolescentes.

Los medios presentan un caso de caso omiso en el sistema educativo:

El alcalde de Hidalgo despidió al maestro de baile y coordinador del Instituto Municipal de la Juventud por ser homosexual. El maestro presentó una denuncia laboral ante el Tribunal de Arbitraje del estado para exigir una indemnización pues, no desea la reinstalación después del trato “humillante” que recibió.

Las protestas encabezadas por la actriz Regina Orozco a favor de la diversidad sexual continuarán y ahora en el municipio de Hidalgo, Nuevo León, luego de que un maestro de danza del Instituto Municipal de la Juventud fuera despedido por ser homosexual.

Por otra parte, parece que las familias no tienen otras estrategias que tomar las calles para ser escuchados y buscar resolver los problemas que surgen en las escuelas:

Padres de familia bloquean la circulación sobre la avenida Acueducto de Guadalupe, generando caos vehicular en esa zona de la delegación Gustavo A. Madero de la Ciudad de México. Los padres de familia denuncian que una mujer madre de una menor que estudia en el plantel y que se ostenta además como maestra, agrede de manera constante a los alumnos, con el consentimiento de la directora del plantel.