domingo, mayo 10, 2009

¿Cambios en la cultura escolar por el AH1N1? II

La estrategia de amontonar a los niños y las niñas muestra sus debilidades cuando aparece una epidemia. Por el momento, las actividades masivas y protocolarias de las escuelas están bajo escrutinio. Para revivir al sistema educativo se tienen que repensar las actividades escolares bajo la luz de una vida saludable. Las escuelas no pueden regresar a ser considerados corralitos de niños y niñas:

El secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, señala que habrá algunos cambios en los planteles, pues se busca el retorno a una nueva normalidad (sic), mucho más cuidadosa de las condiciones sanitarias. Ejemplo de ello es que mañana los alumnos de primaria y secundaria no realizarán honores a la Bandera a fin de evitar aglomeraciones, pero sí tendrán recreo y deportes, además de que el horario de clases será el normal. Lujambio Irazábal enfatizó que las condiciones para el regreso están dadas, pero bajo una dinámica social mucho más cuidadosa. “El temor social debe desaparecer. Tenemos que ser cuidadosos, no miedosos. Tenemos que aprender a vivir con esta nueva circunstancia y no tenerle fobia o temor, porque éste y otros problemas de sanidad pudieran presentarse en el futuro".

También se estudia la idea de recreos "escalonados"... vaya que el AH1N1 pone en dificultades a una cultura escolar rígida, masiva, sobreestructurada. El símil de las fábricas de mitad del siglo XX está totalmente empotrada en la vida cotidiana de las escuelas:

La Secretaría de Educación Pública (SEP) analiza la propuesta de varias entidades federativas para aplicar "recreos escalonados" en las más de 200 mil escuelas de educación básica del país, como parte de las acciones para enfrentar la contingencia sanitaria en el reinicio de las actividades escolares el próximo lunes. También se pretende garantizar que las escuelas tengan detergente, cloro, bolsas de basura, jabón líquido o gel antibacterial, toallas de papel y cubrebocas. Sin embargo, las propias autoridades educativas han reconocido que con el presupuesto –menos de mil pesos por escuela– sólo alcanzará para la jornada de limpieza y posteriormente esa responsabilidad recaerá en la comunidad escolar, principalmente en los padres de familia.

Entre tanto, el filtro escolar se aplica en el bachillerato y las universidades:

Las medidas para prevenir nuevos contagios de influenza A/H1N1 "también llegaron para quedarse, y con ello, generar una nueva cultura de la salud", afirmó Efrén Parada Arias, secretario general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), quien señaló que en el primer día de actividades docentes en esa casa de estudios, al menos 881 personas presentaron "síntomas leves de gripe, por lo que se solicitó que regresaran a sus casas".