sábado, mayo 02, 2009

Segregación en las escuelas por el meme del virus AH1N1

El virus AH1N1 se ha replicado en su meme que provoca un pertinaz efecto: la segregación. Por el temor al contagio se apartan a los estudiantes que pueden tener la posibilidad de estar infectados:

La Slippery Rock University realizará una fiesta de graduación separada para los estudiantes que regresaron recientemente de México, porque las autoridades de la institución educativa temen que algún joven hubiera podido contraer la influenza humana Hasta ahora, los 22 estudiantes están en buena condición de salud, pero las ceremonias del sábado se realizar n a la mitad de un periodo de incubación en el que se ha pedido que los estudiantes limiten el contacto con otros, informó la universidad. “El permitir que sean expuestos a entre 3 mil y 5 mil personas sería un error de nuestra parte’’, dijo el jueves Karl Schwab, vocero de la institución. La ceremonia separada de graduación será privada, para limitar el contacto con otras personas. En compensación por el sacrificio de los estudiantes, al no festejar con los demás de su generación, su ceremonia será grabada en video y mostrada en una fiesta vespertina.

Esta situación se repite a nivel nacional, hay tirria en contra de los chilangos:

Un “nuevo virus” recorre México: el rechazo a los capitalinos; y otro recorre el mundo: el repudio a los mexicanos. Los oriundos del Distrito Federal se han enfrentado en los estados con agresiones e insultos —además de cierres generalizados de sitios de esparcimiento— y, en el extranjero, los mexicanos han afrontado restricciones y aislamiento. En Guerrero, en dos ocasiones, vehículos con placas del Distrito Federal han sido apedreados, lo que dejó al menos tres lesionados. En tanto, para empresarios inmobiliarios de Cancún no es aconsejable en estos momentos la presencia de “los chilangos”, porque pueden traer el virus y es necesario fortalecer el cerco sanitario para evitar el contagio. La directora general de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco, Covadonga Gómez, pidió no viajar al puerto: “No están abiertos antros, restaurantes ni bares, por lo que, contrario a lo normal, los invitamos a quedarse en su casa y no venir a Acapulco”. En Morelos, ante una segunda oleada de capitalinos que se prevé llegará a la entidad en las próximas horas, el gobierno estatal ordenó cerrar los 56 balnearios y los centros de diversión hasta el 5 de mayo.

Y comienza aparecer en el resto del mundo:

En un hotel, un huésped chileno sugiere, entre risas, que está prohibido besar a las mexicanas. La gente que lo escucha celebra la broma, entre preguntas sobre “la gripe del cerdo”. “Y cómo les pudo pasar cosa tan triste a los mexicanos ¡Que su virgen los cuide!”, comenta la dueña de la tienda de souvenirs. Pero la amabilidad de los quiteños no cede, ni siquiera cuando la ministra de Turismo, Verónica Sión, presionada por la prensa local en una entrevista de pasillo, anuncia que claro que sí, que por supuesto el gobierno ecuatoriano acatará las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Es la tarde del miércoles y la alerta 5 de la OMS suena en la televisión y en la radio. Y en seguida la alarma cunde en el hotel: en los próximos 30 días, los vuelos a México serán restringidos