jueves, noviembre 26, 2009

de castrati, enfermedades de transmisión sexual y libros de texto

En Guanajuato, organizaciones de la sociedad civil siguen liderando una revolución no sexual y exigen que sus hijos e hijas aprendan en casa los asuntos sobre la sexualidad y que las escuelas utilicen libros con muñequitos de sololoy que no tienen organos de reproducción sexual:

En León, Guanajuato, mujeres de organizaciones pro familia y contra el aborto encararon al secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio Irazábal, para exigirle que vuelvan a circular en las escuelas de Guanajuato los libros que fueron retirados por no acatar la Ley General de Educación Pública y que, entre otras cosas, omitían los órganos reproductivos del ser humano. Integrantes de la Coalición Ciudadana por la Familia y la Vida (Cofavi) y de la Asociación Suma Tu Voz, recabaron 700 firmas y entregaron un documento al funcionario federal para que apruebe el llamado libro castrado. Estos organismos apilaron una serie de libros de biología y los quemaron en la plaza principal de León, el pasado 4 de octubre. Al rito se sumó la entonces regidora panista, Hortensia Orozco, quien confesó que quemó el texto por “perverso”. La presidenta de la Cofavi, Beatriz Rodríguez, acusó que es la SEP la que está pervirtiendo a la población estudiantil con los libros que ha distribuido en todo el país, y defendió el texto de biología que diseñó, imprimió y distribuyó la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG), sin el permiso de la autoridad federal, y que a la postre fue retirado. “Es una perversión lo que está haciendo la Secretaría de Educación Pública. Se les está enseñando a los muchachos a usar condón, cuando lo importante es respetar el cuerpo y no tener relaciones hasta el matrimonio.”

Nuestros socios comerciales del norte nos muestran los costos de una falsa moral que tiene tirria a la ciencia. Los costos en salud son demasiado altos para un país con un gran nivel de desarrollo económico... para un país lleno de pobres, con un deficiente servicio de salud, como el nuestro, simplemente es seguir condenados a la pobreza e ignorancia....

El recelo estadunidense para hablar sobre sexo y educar al respecto ha provocado que infecciones comunes de transmisión sexual se mantengan demasiado comunes, especialmente entre adolescentes vulnerables. Recientes estadísticas sobre la clamidia, la gonorrea y la sífilis muestran que las tres infecciones, altamente tratables, siguen expandiéndose en ese país. “La clamidia y la gonorrea se mantienen estables en niveles inaceptablemente altos y la sífilis resurgió tras ser casi eliminada”, dijo John Douglas, director de la división de enfermedades de transmisión sexual en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. “Tenemos uno de los índices más altos de enfermedades de transmisión sexual de cualquier país desarrollado en el mundo”.

¿Y tú prefieres seguir en la pobreza e ignorancia o tomar la iniciativa para que tus hij@s, sobrin@s o niet@s tengan un mejor nivel de vida?