martes, noviembre 17, 2009

los niños mexicanos leen y libros recomendados para gobernantes

Desde hace algunas décadas, la literatura infantil es apoyada por diferentes actores de la sociedad mexicana, escritores, cuenta cuentos, editoriales, escuelas, grupos de voluntarios. Parece que se reconoce la importancia de la lectura como una herramienta para fomentar el pensamiento reflexivo.... para que seamos menos mensos, pues:

Mónica Brozon destaca que en México el auge de la literatura infantil y juvenil se debe, en gran parte, a los concursos de SM dedicados al género o la colección A la orilla del viento, del Fondo de Cultura Económica (FCE). SM “vino a dar un ejemplo: vamos a apoyar la literatura infantil, apoyar a quienes están escribiendo ahorita para los niños que se ubican en un entorno muy inmediato con ellos. Creo que sí dieron un ejemplo; muchos otros editores comenzaron a convocar concursos y a autores, floreció y ahí va”. Hoy, añade Brozon, “las bases están sentadas; lo que hay que hacer es continuar con los esfuerzos, desde escribir hasta participar con las editoriales en la promoción; ir a las escuelas a platicar con los niños, impartir talleres para que más jóvenes participen, porque tienden un poco a desestimar la seriedad de la literatura infantil, de manera que es muy difícil que se den apoyos como becas para un proyecto que va dirigido a niños y jóvenes, no sé por qué razón.

Y quizá, nuevas generaciones de gobernantes del territorio mexicano dejen de emitir tan tristes opiniones....

El titular del poder ejecutivo federal admitió ante empresarios que un mandatario o primer ministro difícilmente lee libros y que él sólo se documenta en internet, periódicos e informes que recibe de su equipo de colaboradores. Participó en el foro “Reconstruyendo la economía global. Crisis y oportunidad”, en en el foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). El profesor Ken Morgan, de la Universidad Western de Australia, preguntó al titular del poder ejecutivo del territorio mexicano y a los otros dos ponentes, Kevin Rudd, primer ministro de Australia, y Abhisit Vejjajiva, de Tailandia, cuáles son sus lecturas. “Le voy a ser absolutamente franco. En mi experiencia es que los políticos, los presidentes o primeros ministros difícilmente podemos ir más allá de la lectura de la prensa el día de hoy, los análisis especializados, los documentos especializados que preparan los gabinetes. Y para serle honesto, en eso se concentra la mayor parte de la lectura de un gobernante hoy en día”.

Quizá podemos ser útiles y dejamos algunas recomendaciones para una persona que tiene la responsabilidad de crear un mejor futuro al territorio mexicano:

El Mundo y sus Demonios. La ciencia como una luz en la obscuridad. De Carl Sagan. El libro ofrece una idea de lo que ocurre cuando un país deja su suerte a la superstición y las teorías ingenuas.

El Club de la Miseria. Qué falla en los países más pobres del mundo. De Paul Collier. El texto documenta algunos de los errores que los gobiernos mexicanos de los últimos 40 años siguen repitiendo.

La Sociedad Abierta y sus enemigos. Karl Popper. El autor examina las razones y consecuencias de vivir bajo los gobiernos autoritarios, sus limitaciones y sus peligros.

Entre las Bestias y los Dioses. Del espíritu de las leyes y de los valores políticos. Federico Reyes Heroles. El texto analiza las razones por las cuales los mexicanos llevamos a vicio y deporte nacional la invención de justificaciones para ser la excepción, pues dentro de cada uno de nosotros se esconde un pequeño rey de la república que puede cambiar las leyes cada que sea oportuno.

El Líder Resonante Crea Más. Daniel Goleman, Richar Boyatzis y Annie McKee. Los autores revisan las cualidades de un líder para mejorar la calidad de vida en las organizaciones, equipos y grupos. Supongo debe ser un conocimiento básico para una persona que tiene un puesto de gran responsabilidad.

Una última recomendación consiste en que si falta tiempo para mejorar el propio aprendizaje y conocimiento sería mejor preguntarse: ¿En realidad puedo estar en este puesto si no soy capaz de aprender rápido y mejorar mis competencias laborales?

¿Y tú que lecturas le recomendarías a un gobernante?