lunes, agosto 18, 2008

El futuro de las bibliotecas será digital, pero...

El futuro de las bibliotecas será digital, pero no se ha invertido en infraestructura y acceso a internet:

Si bien el futuro de los acervos bibliográficos es la digitalización, la transición será lenta porque en la sociedad mexicana la conectividad a internet no está en todos los hogares, pero por lo pronto las bibliotecas deben “acoplarse a las necesidades del usuario”, asegura Félix Lavanderos Vélez, director de bibliotecas del IPN. La gente tiende a buscar la información más actualizada, que en las áreas científicas se encuentra en revistas especializadas, “pero el proceso de cambio entre lo que hay de libros documentales y los que puedan accesar en internet, va a llevar un proceso largo, no será en cinco años sino que debe ser gradual. La tendencia va de esa manera”, sostiene. “Las ediciones de libro se siguen haciendo. Tienen necesidad de competir en la calidad de contenidos y precio, con lo que se hace en internet, pero hay pocos títulos digitalizados que puedan aplicarse en la parte académica (…) En un futuro, la parte de consulta de libros tendrá que hacerse menor y la digitalizada mayor, pero los sistemas bibliotecarios tendrán que acoplarse a las necesidades del usuario”, afirma Lavanderos. En pleno siglo XXI, en México, con más de 103 millones de habitantes, sólo 23.7 millones son usuarios de internet, y de los 14.8 computadoras que existen sólo 8.7 tienen conectividad, según datos de la Asociación Mexicana de Internet.

Preferimos gastar en un elefante blanco como la megabiblioteca Vasconcelos, que sigue cerrada, sin utilidad alguna, en una ciudad llena de bibliotecas, y que sigue consumiendo recursos financieros públicos:

El diplomático mexicano Héctor Vasconcelos solicitó la devolución del acervo que donó a la Biblioteca Vasconcelos, en 2006, integrado por 2 mil 205 discos compactos y 962 discos LP. De acuerdo con una carta, enviada al director general de Bibliotecas, señala que debido al cierre de la megabiblioteca “no ha sido posible que la colección donada cumpla con el objetivo de coadyuvar a la investigación, la divulgación y el disfrute de las obras musicales ahí contenidas”. Por ello, “he decidido retirar la donación. No tendría sentido que los materiales musicales a los que se ha aludido permanezcan guardados y quizá expuestos a condiciones de mantenimiento menos que óptimas", “realmente no tenemos razón para suponer que esta vez se cumplirá con este propósito” y solicita que se inicien los trámites pertinentes para que ese material discográfico –que sería destinado a la Fonoteca Esperanza Cruz de Vasconcelos– le sea devuelto.

En cambio, otros proyectos no tienen acceso a financiamiento para mejorar el acceso a libros, el desarrollo del gusto por la lectura:

La Red de Librerías Educal cuenta con cerca de 100 establecimientos. El Fondo de Cultura Económica ha generado la creación de 22 dentro de la República Mexicana e impulsado otras fuera del país a través de sus filiales, como Argentina, Colombia, España o Guatemala. Ambas entidades públicas impulsan la apertura de más librerías, aunque también con la certeza de que no pueden crecer al infinito, debe impulsarse la presencia de la iniciativa privada en la administración de librerías. De acuerdo con Henoc de Santiago, director de Educal, organismo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, con la promulgación de la Ley para el Fomento de la Lectura y el Libro resulta indispensable comenzar a explorar el desarrollo de proyectos para el crecimiento de librerías, sobre todo privadas. “La red de Librerías del Estado ha funcionado bien, ha logrado llevar libros a espacios donde no llegaban, pero veo que estamos llegando a un límite natural de crecimiento, no podemos crecer al infinito. Entonces, hay que buscar mecanismos para que sea el sector privado el que empiece a desarrollarse de manera autónoma.”

Lo que siempre quisiste saber de la mariguana y nunca averiguarás fumando”. Así se anuncia por internet el concepto de las Bibliotecas Cannábicas, que llevan algunos años funcionando en nuestra ciudad. Con la reciente inauguración de la de El Circo Volador, suman cuatro las que se pueden ubicar, y no precisamente por sus humeantes chimeneas, sino porque en ellas se alberga información sobre la cannabis, término genérico para la yerba. Usos, consumos, abusos, efectos, leyes, son algunos de los temas de los libros que aproximan información oportuna al curioso y al consumidor. El coordinador del proyecto de Bibliotecas Cannábicas es Ricardo Sala, quien recuerda que junto con los miembros de la Asociación Mexicana de Estudios sobre Cannabis (Ameca) “juntamos muchos libros sobre drogas y decidimos ponerlos a disposición del público. La idea era difundir la información, porque la información oficial está llena de mitos, verdades a medias, emotividades en contra y a favor, donde falta mucha objetividad y sobran los prejuicios. En el 2003 nos congregamos en la biblioteca del Centro Cultural La Pirámide.”

Un total de 545 sellos editoriales de 16 naciones tendrán presencia en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU 2008), organizada por la Universidad Veracruzana (UV), del 12 al 21 de septiembre en Xalapa, y del 24 al 30 de ese mismo mes en Boca del Río. Su finalidad es fomentar la lectura entre la comunidad estudiantil y la sociedad en general, así como ofrecer los beneficios de la educación y la cultura nacional y universal a todos los sectores sociales, sumado a una amplia oferta académica. Asimismo fue creada para difundir la labor bibliográfica de la Editorial de la UV, que desde su fundación se ha convertido en un espacio privilegiado de divulgación del trabajo de docentes, investigadores y artistas de Veracruz, el país y el extranjero.