miércoles, agosto 13, 2008

Se realizó el concurso a plazas para maestros con desconfianza

Con retrasos, en medio del desorden en la entrega de las pruebas, con maestros desorientados, nerviosos, desconfiados, que protestaron por falta de tiempo, se realizó el primer Examen Nacional de Conocimientos y Habilidades Docentes, para la asignación y distribución de plazas en educación básica. Al inicio de la prueba, profesoras manifestaron su enojo e inconformidad por la presencia de cámaras que grabarían su examen. “Es un fraude, en algo tienen que justificar el dinero que se van a gastar”. Otros en cambio expresaron su confianza en que la grabación en video y la presencia de observadores puedan dar certeza a la distribución de las plazas en la ciudad de México. En cambio otros como Eréndira Flores y Víctor Sánchez, en la secundaria técnica 2, dijeron participar con la desconfianza que implica que el SNTE esté involucrado.

Míriam confía en obtener una plaza. Pese a sus dudas en la transparencia de este proceso, está convencida de que fue mejor correr el riesgo y comprobar por sí misma qué tan certero fue este examen, en vez de quedarse de brazos cruzados. Ella fue una de los 76 mil 578 concursante que ayer presentaron el Examen Nacional para la Asignación de Plazas Docentes, pero, en su caso, buscando un lugar como profesora de español de secundaria. Aunque está consciente de que son pocas las plazas y hay mucha competencia, tiene fe en que existen posibilidades para quedarse con una, porque no sólo contestó todas las preguntas, sino que se sintió segura en sus respuestas.

Tras la aplicación del Examen Nacional para la Asignación de Plazas Docentes, Rodolfo Tuirán, subsecretario de Educación Superior y miembro de la comisión rectora SEP-SNTE, pidió a los medios que, en vez de hacer especulaciones, esperen los resultados. “En este ejercicio no vale la pena especular, sino examinar estado por estado la evidencia. Tenemos pocos días para pasar de la especulación a los resultados”. Silvia Luna Rodríguez, diputada del Partido Nueva Alianza (Panal) y representante del gremio magisterial, afirmó que, al margen de las incidencias ocurridas en Coahuila y Zacatecas por maestros disidentes, este examen fue un paso hacia la transparencia, pues se cumplieron con los principios de certeza.

Elba Esther Gordillo, lideresa del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación. Expuso que los profesores tienen que acatar los tiempos de cambio. La aplicación del examen de oposición terminará con la venta de plazas que hacían los dirigentes de las secciones en las entidades y del comité ejecutivo del SNTE en otros tiempos. Respecto a la aplicación de los exámenes de oposición, manifestó que no hay reversa, a pesar de las posturas que puedan presentarse, porque actualmente hay una disminución de menores en las escuelas públicas y “no puede inundarse el país de maestros sin alumnos”.